viernes, mayo 20

las zonas adormecidas.



Desde el final de la clase de yoga Kundalini se abrió la canilla de mis lágrimas y no para. Empezó mientras hacía respiración ujjayi, y la profesora sugirió que pensáramos en el sonido de una caracola, o del mar. Y a mí me llevó sin preaviso a ese mar del que habla el cuento dos posts más atrás, el mar de esa foto, a caminatas de a dos junto a ese mar. Y las lágrimas empezaron a salir por el lagrimal, sin control, gruesas, pesadas, mojándome la cara, el cuello y el pecho. Caminé a casa llorando. Después lloré con la nena que tocó e bajo con Paul en La Plata, y después bailando Back to Black de Amy Winehouse.

Hoy decía la profe que el kundalini despierta zonas dormidas. Ahora entendí que no se refería solamente al cuerpo, porque tuve imágenes inesperadas de mi propia vida, y  de ese amor que tuvo su punto y aparte hace algunas semanas, sin que yo tuviera desde esa noche tiempo y espacio para conectarme con lo que produce en mí ese corte.

De él hay poco y nada por acá. Avanzamos sin dejar demasiado rastro. Fueron casi dos años. Estoy refiriéndome a un ser hermoso. Crecí mucho a su lado, me reí aun más, es sabio sin erudición, respetuoso de los procesos y tiempos del otro; es justo con sus palabras, es compañero sin abrumar, es talentoso, trabajador, inteligente, sensible; bueno. Medio gruñón y ermitaño por momentos; mezcla de melanco y optimista; carente de todo filtro para el humor; gitano full time. Me gustó como nadie antes.

En esa historia que ni yo me creo que duró tanto, tuve que desaprender cosas que había incorporado sobre control, celos, posesividad; tuve que aprender a creer en mí; depender menos de la devolución del otro para sentir amor propio; aprendí a disfrutar con menos; a ser más económica con las palabras; (¡y menos lacerante!); más libre; un poco menos intensa también. Me reencontré con esa Cecilia que adoraba sus momentos de soledad; Por acción u omisión me empujó suave, o fuertemente a salir del lugar de la débil y desdichada. De la víctima. Entendí que la luz, la alegría y el amor no estaban afuera sino en mí.

Es él el del cuento, el que rozó la orilla de ese mar inmenso, atractivo y magnético como el amor. Fue él quien después de ese intercambio tenso, y de cantar sobre saltos al vacío de mi mano, ironizó entonando otra de Fito: "El amor después del amor". Porque así era. Así fue. Apenas dos meses después de separarme, repentinamente, me volví a enamorar.

¿Quién corno sabe cuál es la naturaleza del amor? Cuándo y por qué empieza? Qué tamaño tiene? Es blanca, amarilla o roja? Es breve, extensa o eterna? Es fija o va mutando? Se proyecta hacia adelante o es un puro presente? Yo no lo sé. Pero una vez me animé a decir por acá lo que sí sé del amor, y tiene que ver con construir, con ser dos, con cierta alternancia entre intensidad y distensión, con la alegría, el compañerismo, el respeto, la admiración, el diálogo, la comunión.

Para mí es eso.

Las zonas adormecidas, además de algunos músculos de las piernas, hoy fueron esos recuerdos donde todo lo que sé del amor se verificó. Todos momentos que por alguna razón quise olvidar durante este tiempo.

Me refiero a compartir el dolor y la tristeza de algo que nos tocó atravesar juntos; a una tarde recolectando caracolitos en una playa alejada; una caminata al lado del mar con los perros;  una juntada de hongos en el bosque; cocinar juntos; celebrar  logros; ayudarnos mutuamente con nuestras actividades; ver pelis; conocer al fin el planetario con Tomás a upa!; hacer mini viajes; pasarle por arriba a la cordillera; intercambiar música; reírnos con los abuelos; las fotos que nos sacó; pedalear juntos a distintos lados; abrazarnos en los recitales; trabajar al ladito; conectarnos al mil por ciento en la intimidad; dormirnos enredados; reírnos mucho muchísimo.

Por qué no podemos estar juntos hoy? Mientras más pasa el tiempo más se desdibuja la respuesta..... Porque va sedimentando lo bueno. Y lo malo, que es poco, se evapora. Así es un poco mi naturaleza.  No hubo nada de peleas, agresiones o bajezas. Pero sí recuerdo mi desilusión el día de mi cumpleaños (que no fue un feliz cumpleaños) cuando le dije: "Libertad y falta de compromiso son cosas distintas".

Y, más acá, esos tres días que pasé llorando, en los que la imposibilidad de disfrutar a fondo, de entregarse, de proyectar, de ser compañeros de verdad se hacía cada vez más evidente. La superficialidad se había apoderado del vínculo y ni siquiera habíamos ido para atrás. Estábamos absolutamente estancados.

Fue en ese puto, puto momento que me encontré diciendo; no es lo que te gustaría que fuera, no es lo que fue, no es lo que seguramente podría ser: es lo que es. Una noche necesité ver Jerry Maguire. A la siguiente lo solté. Lo liberé y me liberé de la tensión y la espera. Me sorprendí oyéndome decir "Te amo, pero me amo a mí misma y tengo mucho que cuidar".

Desde mi punto de vista esa imposibilidad de encontrarse nace del miedo.  El miedo que además de la contracara de un deseo -como dije alguna vez apenas empecé a enamorarme de él-  es también - y sobre todo- esa parte en vos que se siente amenazada, que no se quiere rendir; que quiere ser verdad a cualquier costo, aun cuando no responda a tu esencia. Algo que fabricaste y usaste  repetidamente para protegerte. Un impermeable ante eventuales chaparrones y tormentas. Y tanto usaste ese impermeable que te convenciste de que en tu mundo siempre llovía y por ende siempre corrías riesgo de resfriarte.  Se volvió parte de tu identidad.

No se puede mojar al hombre de impermeable, si no se lo saca primero. Ese hombre no se quiere mojar. O no puede!  Existe ahí también una zona adormecida que sólo él puede despertar.

Por ahí anda la respuesta a por qué, a casi dos años, por más que todo mi corazón se deshaga, no podemos echarnos a nadar juntos en ese mar.


19 comentarios:

marta dijo...

Que dificil!!! y siempre tan hermoso como lo escribis-describis. Admiro el trabajo de poner en palabras tantos sentires. De a ratos, en momentos criticos, pienso en eso "del amor del amor" lo primero que se necesita es valentía, y creo, a vos te sobra. A seguir, a chapucear a lo loco. La distancia hará lo suyo.
Te abrazo.
Marta

ce dijo...

Despertar zonas adormecidas es, cómo bien decís, el reencontrarse con uno mismo, con lo más humano de tu ser, entender que hay momentos que vuelven y qué volver a ellos nutre. No es que haga bien, o que haga mal, pero es un ejercicio que te hace mirar, reflexionar... incluso decidir y avanzar.
Me quedo con sedimentar lo bueno, y dejar que lo malo se evapore. Al final del día, cada uno decide cómo construir sus recuerdos, no?
Un abrazo cariñoso.

Ce

Ale B. dijo...

Wow que post Ceci...se me estrujo un poco el corazón...te abrazo

Ale B. dijo...

Wow que post Ceci...se me estrujo un poco el corazón...te abrazo

marta dijo...

Volví para regalarte este tema,tal vez lo conoces. Es hermoso.
https://www.youtube.com/watch?v=cYTaPN3FIZY

Flor El castigo de Adán y Eva dijo...

Una y otra vez vuelvo a admirar tu sabiduría, tu capacidad de poner palabras a los sentires, tu sensibilidad hermosa, y tu enorme autoconocimiento. Muchas veces cuando te leo hay ciertas metáforas que caen como un haz de luz y me ponen en evidencia algunas cuestiones propias con otra mirada. Hoy me quedo con los miedos, con el impermeable, con sentirnos amenazados.
Un beso enorme linda Ceci!

Anónimo dijo...

una vez mas me dejaste pensando...
muy lindo, muy sabio y muy sentido todo lo que escribís!
beso grande
Cecilia

Viva Lapepa dijo...

Woow te acabo de encontrar y no puedo dejar de leerte! Me encanta lo que escribís, como lo escribís, la simpleza que encontras para describir emociones y sentimientos tan difíciles! Felicitaciones! Además descubro en la parte de derecha que te gustan y seguis los mismos blogs que yo :P

Automne dijo...

Qué hermoso post, doloroso pero hermosa y claramente escrito. Hay algo de todo lo que escribiste que me llega, eso de despertar lo adormecido. Quizás, algo de eso esté empezando a tocar yo de y en mí misma. Como te dijeron más arriba, a mí también se me estrujó un poco el corazón, por vos y lo que contás, y por mí misma y lo que no (me) cuento. Ahí estoy llegando, quizás, tal vez, por ahí, quién sabe... gracias :o)
Besote y buena semana!

ceci a. dijo...

Hola Marta :) Gracias por tus palabras. Valentía Ojalá. No se si se trata de eso. Y sí la distancia hará lo suyo. Siempre todo es para bien. un abrazo grande y de nuevo gracias por leer y dejar tu mensaje.

ceci a. dijo...

Hola Ce. Me encanta lo que decís. En estos momentos aparece también lo doloroso. Eso que normalmente elijo no recordar. No es mucho pero también hacen a quién soy y quienes fuimos de a dos. Te agradezco con el corazón tu comentario y que leas lo que escribo. Un abrazo.

ceci a. dijo...

Hay que estrujar ese corazón enorme eh??? Pf. No. No era la idea..es una mirada amor sobre el (un) amor. Gracias por leer Y escribir Muac

ceci a. dijo...

No lo conocía y tampoco a ella (si a Charo) me en can to! Super agradecida. Amó que me acerquen nueva música. AbraZote.

ceci a. dijo...

Estoy segura de que alguien sabio o sabía no sufre como yo a veces ...cada vez menos por suerte. Aprendiendo a que el dolor no equivalía a sufrir. Pero que manera de meterme en situaciones dolorosas últimamente. Me alegro muchísimo de que mis palabras sean un haz de luz. Es un gran gran acto de generosidad decírmelo. Te mandó un abrazo gigantesco.

ceci a. dijo...

Gracias tocaya por leer y dejar tu mensaje. Que bueno que mi experiencia le sirva a alguien, o por lo menos la toque. Me alegro mucho. Sabio. Bueh. Ya sabes que puede salir un texto mas o menos lúcido. . De ahí a sabio.....Te abrazo enormemente.

ceci a. dijo...

Que lindo encuentro entonces! Poeque yo me encuentro a una nueva lectora y eso me hace muy bien. Que alegría que mis textos te toquen de algún modo. De eso se trata. Gracias por decírmelo. :)

ceci a. dijo...

Hola hermosa tanto tiempo! Si estas en ese proceso y tebes la oportunidad probá el yoga kundalini. Hace muy bien realmente. A mi me gustaría ir más veces pero en mi centro sólo esta los viernes. Te agradeZco mucho que leas y comentes y espero de corazón que despiertes eso que haya por despertar. Despiertas somos más concientes y eso,aunque a veces duela, no puede ser malo. Un abrazo y besó enormes. :)

ceci a. dijo...

Hola hermosa tanto tiempo! Si estas en ese proceso y tebes la oportunidad probá el yoga kundalini. Hace muy bien realmente. A mi me gustaría ir más veces pero en mi centro sólo esta los viernes. Te agradeZco mucho que leas y comentes y espero de corazón que despiertes eso que haya por despertar. Despiertas somos más concientes y eso,aunque a veces duela, no puede ser malo. Un abrazo y besó enormes. :)

Robert Jessica dijo...

Hola a todos quiero compartir un testimonio en vivo sobre cómo
El Dr. ITUA pudo traer a mi marido de nuevo a mí,
Yo y mi marido estaban en una ruptura grave,
Incluso antes de que siempre estábamos peleando luchas
y. Mi esposo esta lleno
Sus cosas fuera de la casa y tuvimos que vivir en
Diferente área, a pesar de todo esto yo estaba buscando una manera de
Re_unite con mi marido, no hasta que conocí al Dr. ITUA el
Gran conjurador que pudo traer a mi esposo
El Dr. ITUA lanzó un hechizo de amor para mí, y después de
Alguna vez empecé a ver resultados sobre el hechizo ....
Hoy mi familia está de vuelta y estamos felices viviendo
Bien y saludable, con el Dr. ITUA todo mi sueño llegó
A través de re_uniting mi matrimonio, amigos en caso de que usted
Necesita la ayuda del Dr. ITUA amablemente envíelo por correo
(ituaokosodospellhome@gmail.com) Señor, te recomendaré para siempre
TAMBIÉN TIENE SOLUCIÓN A ESTE PROBLEMA
1 GOLPE DE AMOR
2 WIN EX BACK
3 FRUTAS DE LA MUJER
4 PROMOCIÓN
5 GANCHO DE PROTECCIÓN
6 ESTRELLA DEL NEGOCIO
7 BUENOS TRABAJOS
8 LOTTERY SPELL y COURT CASE SPELL.etc