viernes, agosto 29

la vida es tan rara.

Será que é tempo
Que lhe falta pra perceber?
Será que temos esse tempo
Pra perder?
E quem quer saber?
A vida é tão rara
Tão rara

De esta canción y de un intercambio por mail hace un par de horas con Solcito, lectora de este blog, surgieron estas líneas. Como le decía a ella:

"a la luz de todo lo que está pasando este tiempo veo imposible quepueda volver a escribir algo siquiera sincero en Sosloqueamàs.. con lo cual, aunque a regañadientes y sin tener demasiada conciencia de ello, me estoy despidiendo de ese espacio. La vida se volvió tan real. Verano del ´98 se acabó tan terminalmente para mí.. La adultez con sus cosas llegó de un modo tan avasallante que quién sabe cuándo podré hablar libremente de todo lo que estoy atravesando". 

También le dije:

Estoy viendo que no soy tan lúcida como me creía. Cada cosa que pasó este año fue un cachetazo a mi ego, pero si algo es seguro es que estoy aprendiendo muchas cosas.

"Se ha detectado una amenaza", te anuncia la gallega del antivirus cuando entrás al blog. Voy a escuchar la advertencia  y a 7 años, 7 meses y 7 días de su nacimiento, (esto es sólo casualidad) aquí y ahora va a ocurrir la despedida de Sosloqueamás. Yo de él, él de mí, él de ustedes....¿Yo de ustedes? Jamás de los jamases.




Son 8 mil personas, 8 mil almas, de muchos países las que leen, sienten y escriben acá. Son parte de mi vida. Por eso sé que me arriesgo a perder mucho, pero tengo que ser fiel a mí misma.

Hasta prontito muchachada.

c.

pd: Quien quiera me puede escribir a sosloqueamas@gmail.com y así quedamos en contacto para cuando haya un nuevo lugar donde encontrarnos.

domingo, agosto 17

what you need.



La mezcla  de alivio y tristeza que siento, hoy que el sol brilla casi primaveral, que estoy a solas con el mate y la compu, ya extrañando el equipo de música que nos acompañó durante 7 años... ahora que vamos saliendo del campo de lo gris, y todo se tiñe de colores más nítidos y definidos, me hace preguntarme una y otra vez:

¿Quién quería que las cosas fueran así?
¿Quién?

Nadie.

Y sin embargo en algún momento todo esto se volvió deseable.

Como nunca este año me tocó aprender eso de que no siempre podés tener lo que querés, pero que si lo intentás

alguna vez

podrías encontrar ..

.. justo lo que necesitás.

lunes, agosto 4

mil y uno.

El post número mil y el momento de mi vida en que me encontró me generaron muchas preguntas. La mayor de ellas es si sosloqueamás no habrá cumplido su ciclo. Encadenadas vienen muchas otras. Como qué hacer después. Dónde encontrarnos entonces. Porque este blog coincidió temporalmente con mi historia de amor, por ejemplo. Fue testigo del tiempo previo, su durante y el tiempo inmediatamente posterior. También avanzó a la par de una búsqueda y crecimientos internos. Fue diario de mi maternidad hasta hoy. Habló de una Cecilia que en muchos sentidos ya no está. Y a esta Cecilia que no es totalmente nueva, pero claramente ya no es idéntica a aquella, le cuesta expresarse sin la sensación de que está podando demasiado el arbolito.
Como si le debiera algo a esa otra. Como si sintiera remordimientos por no ser la misma.


(Esta selfie intentó registrar un momento de paz ... ¿se alcanza a ver?)

Hoy me encuentro a tientas, aprendiendo de nuevo, o mejor dicho aprendiendo un modo distinto de vivir esto que se llama igual pero no es lo mismo. Por eso me pregunto si no sería más justo poner dos tapas aquí y ahora, para empezar otro tomo de esta novela en otra parte.

¿Y si cerramos sosloqueamás para irnos a otro lado?. ¿Existe esa posibilidad?

¿Ustedes qué creen?

Gracias por los comentarios al pie del post número mil, por aceptar y celebrar a modo de aniversario la letra del Flaco, por sus palabras que son como caricias...  por las canciones que sumaron, por entender, pensar y sentir conmigo.

Gracias.

c.