viernes, noviembre 23

Tomás.

Anoche soñé contigo by Kevin Johansen on Grooveshark

Estás tan cerca. Te siento tan cerca. Estás en cada contracción, en cada patadita, cuando me voy a dormir, cuando me despierto a la mañana, cuando tu papá le da un beso a mi panza antes de irse, cada vez que un vestido no pasa o un pantalón no cierra, en mi hambre voraz de estos días, en la pantalla de un ecógrafo, en el moisés que Noe nos prestó y que pronto vas a ocupar, en tu cochecito nuevo (una máquina voladora!), en la cuna donde durmió tu primo Pedri, en las ropitas que vas a llenar con tus piernas, tu pancita, tus bracitos.

Estás.

Y estos días Tomás, todos alrededor no hacen más que llenarnos de cariño, de aliento, de ayuda y de ilusión. Pienso que soy muy feliz por el mundito que te toca. (Aunque EL mundo -el otro, el grande y redondo- a veces sea tan espeluznante).

¿Y sabés qué pienso también? Que ojalá puedas tomar pedacitos de todas esas personas de las que te hablo.

En particular estoy pensando en la nobleza, la inteligencia y la profunda bondad de tu papá. En el brillo y la risa a toda prueba de tu tía Dani. En ese don de la amistad y la genialidad de tu tía Coco. En la generosidad y voluntad de tu tío Martín. En la humildad y el gen de la música de Pedri. En la honestidad y ética de tu abuelo Eduardo. En la energía y tenacidad de tu abuela Susana. En el humor de tu abuela Nora. En la ternura sin límite de tu primo Milton, y esa polenta que irradia su mamá Wilma. En el saber vivir de tu abuelo Curt.  En el cariño sin fondo de tus tíos del corazón, nuestros amigos, que no sabés cuánto y cómo te esperan.

Vas a ser muy afortunado por tenerlos a todos ellos. Como lo soy yo ahora.

De mí espero que saques esta sensibilidad que ahora me hace lagrimear. A veces, te juro, te juega malas pasadas, y es como una mochila que alguien un día te dio y no sabés cómo dejar a un costado. Pero otras, como hoy, que te pienso, te espero y te deseo, es mi mayor tesoro.

Estás cerquita, estás acá adentro.

Te quiero.

Tu mamá.

lunes, noviembre 19

instantáneas de noviembre.

Estoy ausente, lo sé. Ahora sabrán qué me tuvo/ tiene ocupada.

Muuucho trabajo. Con días de hasta 12 ó 13 horas... Como éste, que arrancó a las 5, aún de noche, con Rolfi y Kathy en la terraza.





Merienda y festejo cumpleañero con amigos muy queridos!


Un no baby shower (porque lo hacemos pero queremos castellanizarlo) a mi medida en lo de Noe. Con cosas ricas hechas por las chicas, regalos, muchos abrazos y la presencia estelar de Nico y Juanita. Noe, Coco, Anita, Agus, Vero, Yani, Lu, Caro, Geo......... GRACIAS!



Curso de preparto!


Bricollage para el pequeñito!





  [Perchero inspiración Marcelina]

Arreglos en casa, con el protagónico de Mr. Perforator:


Llegó la ilustración de Pili -Señorita Medusa- para Tomi! Fachuuuule!


Muchos estudios médicos y/o trámites. Pero miren! También este fabuloso hallazgo: Hebe se llamaba Haydeé, Beba se llamaba Nené... y ya tenía marido!!!



Regalito de Hortensia + Kokoro! (Pao, definitivamente me traés suerte!)


Y el recital de Frenkel con Pedri on drums. Un lujo, toda felicidad.


martes, noviembre 13

living life.

Con mimos, palabras de aliento, cafés enormes, pastillas para casi todo, pasitas con chocolate, pataditas de Tomás, dibujos hechos con amor, una agenda repleta de turnos médicos, ataques de angustia, frutas frescas, chistes de doble sentido, lapiceros llenos de colores, pila de trabajo, plantas floreciendo, perros panza arriba pidiendo mimos, gatas quejosas, planes, recetas, sesiones de terapia, besos en la panza, tantas incertidumbres, el sol que sale cada vez más temprano, diciembre cada vez más cerca.
Viviendo
Viviendo
Viviendo
Viviendo
la vida.
Uhhh.... esto es la vida. Y todo está bien.

Living Life by Kathy McCarty on Grooveshark

lunes, noviembre 12

soy de manual.

Dice Materna Argentina:

La cercanía a la fecha te pondrá vulnerable a las emociones. Por momentos se incrementará la ansiedad SI, las ganas de verlo SI! y por otros, temores SIII. Tal vez tengas ganas de quedarte en casa SIIII, cocinar NO TANTAS! o decorar el cuarto del bebé RECONTRA SI!.

A esta altura de tu embarazo, seguramente tendrás el bolso de tu bebé listo NOP y tu casa preparada para recibirlo MASOP. (Pero cómo quisiera!).

Muchas mujeres, a medida que se acerca el momento del parto, sienten el instinto de anidamiento –una necesidad natural de preparar la llegada del bebé que se manifiesta en dosis inusuales de energías SEEEEHHH puestas al servicio de esa causa. Sin embargo, si las tareas son demasiadas pueden agotarte, entorpeciendo tal vez innecesariamente estas últimas semanas, donde hay que hacer acopio de fuerzas para el parto y la atención de los recién nacidos. Lo mejor es pedir ayuda para toda tarea ESTEEEE... y establecer prioridades HMMM.

Mañana les cuento de la merienda con la que nos mimaron mis amigas y mi hermana a mí y a Tomás. Digo mañana porque para entonces espero tener alguna fotito! 

También les dejo temilla de lunes.
Zaz genia.

Éblouie by Zaz on Grooveshark 

Que empiecen muy bien la semana (Y no sean como yo. No colapsen incluso si su perro les mastica el cargador de la compu justo cuando la necesitaban).
c.

martes, noviembre 6

la capa.

Apenas la vimos asomar por la escalera mecánica del subte, miré a mi perro y le dije

- Rolfi, esa es Seel.

Quién si no con zapatos rojos, jeans amarillos y lentes oscuros al tono? La generosa autora del header de este blog traía mochila, bolsos, bolsas y bolsitas. La mayor parte, comestibles:

- Les vas a enseñar a dibujar o las vas a cebar para Navidad?

Seel vino a Buenos Aires para dar un taller de dibujo en el showroom de Vanis y Marina. Y, de paso, se hizo un buen rato para visitarnos y traernos el más tierno de los encargos -y lo más liviano de su equipaje: dos Baylac originales para el cuarto de Tomás. Uno de ellos de sorpresa y de yapa.

Cuando en L´Epi -donde compró más medialunas, no fuera que las chicas murieran de inanición con los brownies, los panes, el syrup de limón, el Campari, los dulces caseros y los no sé qué más que había traido- se sacó los lentes, me salió la exclamación:

 - Qué lindos ojos tenés!

No  es que se lo diga a mucha gente. Porque para mí "lindos ojos" incluye estañas, cejas, mirada. Soy un poco exigente cn los ojos. Pero los de Seel pasan todas las pruebas.

Ya en casa soltó toda su verborragia, su sentido del humor, sus historias de viajes, una descripción muy precisa de su Punta Alta natal, su aguda mirada sobre el mundo blogger, hizo buenas migas con Pablo, Rolfi y Kathy, nos contó de Rubiola y de Negrura, compartió un almuerzo improvisado que nos salió muy rico, y nos dejó el sobre tan deseado.




Ustedes vieron qué ternura estas ilustraciones?

Más tarde con Pablo la alcanzamos al taller de las chicas en Villa Urquiza, donde tuve el gusto de conocer a Mari -Vanis estaba demasiado triste como para unirse a nosotras- que me regaló estas bolitas tejidas y perfumadas para Tomás.

 
Con Seel nos dimos un abrazote y nos dijimos algo lindo. No tengo acá la foto que nos sacamos juntas. Pero con ella igual me da la sensación de que no hace falta. Todo lo demás dice más sobre quién es, que cualquier retrato.

Seel, ahora que te conozco personalmente lo reafirmo, sos una capa!

lunes, noviembre 5

sos grosa, sabelo.

Hoy quisiera postear sobre el encuentro con Seel Baylac el sábado, pero eso requiere más de los dos minutos con los que cuento.

Y como además es lunes, quiero compartir con ustedes el video de esta GENIA, con una sonrisa, una polenta y una onda que contagian, para que arranquen la semana sintiéndose regrosas.



Espero que lo hayan disfrutado tanto como yo.

Hasta mañana muchachada linda!

c.

jueves, noviembre 1

Beba y Hebe.


No sé cómo se llaman, pero pongásmoles así, Beba y Hebe. Cada 4 semanas son mi paisaje, durante una hora y media apróx, mientras espero que me atienda mi médico. A veces hay un tercera, Coca, metámosle.
Suena TN de fondo con traginoticias, y una revisa los ejemplares viejos de las revistas dominicales  buscando una novedad que nunca aparece.

Ellas tienen ficheros y agendas donde anotan -cada vez- tu nombre y número de teléfono.
Sí, sí. Son dos señoras muy analógicas.
A veces te sorprende una mini disputa por una birome de color ("Pirula, siempre me estás gastando la roja, qué viva!"). Después, TN en primer plano de nuevo. Las futuras mamás haciéndole la enécimocuarta caricia a su panza.
Hace calor.
Y entonces escuchás este diálogo glorioso e impensado:

Beba: Anoche soñé que me iba a casar,
Hebe. Ah, si?
Beba: Sí, tenía el vestido delante mío pero no me lo quería poner.

Después se lo comentás entre risas a tu médico, que remata:

- Ah, se quería casar en bolas!-