lunes, septiembre 24

vacaciones!


Nos tomamos unos ansiados días de descanso. Hasta a vuelta muchachada, y que tengan una linda semana!!! c.

viernes, septiembre 21

magia blogger de primavera.

No veo la hora. Quiero decorar. Soy un ama de casa más que desesperada.. enjaulada! Pero paciencia. Queda poco. Me cuesta, es cierto amor, manejar esta ansiedad. ¿Cuándo llega la pajarita a decorar el primoroso nido que con tanto amor armó el pajarito? Ahhh, necesito entrar en acción!
Pero miren. Ya di un primer paso.
Con estas compritas en Flor de Sucucho.

 Esta jarra, estas compoteras:


Ese plato verde y ese otro de mariposas para servir algo dulce:


 Y estas tazas enlozadas para tomar un sopa o un rico café con leche:


(Tomé prestadas sus fotos, porque yo no soy buena con las producciones fotográficas!)

De yapa, se vino conmigo este pequeñín, que seguro va a estar en la puerta del cuarto donde nazca Tomás. No es precioso?

¿Cómo podemos llamarlo?
Y el siguiente paso será un taller con la genia de Vanis, que se enteró de que andaba medio pachucha y por chat me invitó a su taller de Villa Urquiza, para reciclar algún objeto, o armar una cajita para las cosas del bebucín.

Gracias, oh gracias, mundo blogger por esta magia primaveral.

Les deseo un muy, muy feliz Día de la Primavera!!!

c.

jueves, septiembre 20

de los angelitos.

Después de haberles saturado de palabras sus cerebros, toca un segundo post consecutivo de imágenes.
Esta vez, una visita matinal al Café de los Angelitos, donde no había turistas, y los jóvenes con smart phones se mezclaban con los viejos con diarios, donde sonaba tango, donde pensé en mis abuelos, donde me emocioné y donde acompañé mi café con leche con un scon riquísimo. Espero que lo disfruten!











Siguió una visita al mágico Flor de Sucucho de Vero F. Mañana si puedo les traigo imágenes de las cositas que fui a buscar. Y de la yapa que me llevé =)

Besos enormes y que terminen lindo el invierno!
c.

miércoles, septiembre 19

lunes, septiembre 17

cosas que te pasan si estás viva.

Les quiero contar que con Tomás y su papá ya nos estamos haciendo la costumbre de nadar todos los sábados. Y splah, glu glú, ¡Somos felices!

Les quiero contar que Rolfi volvió a casa -nos lo estaba cuidando Wilma, la prima de Pablo- y es el cachorro más lindo, tierno, bueno y dulce del mundo. Lo amamos. Y los albañiles también están muy encariñados con él.

Les quiero contar también que me reencontré con mis plantas.. algunas estaban maltrechas, después de tanta lluvia y tanta obra, pero comprobé que Prima y Vera siguen en pie, y que Lovely Rita -aunque tiene un aspecto triste- planea volver a florecer.

Les quiero contar que hace algunos sábados estoy tomando clases de pintura, a modo casi de terapia, con una escultora, pintora, vecina y buena onda que se llama Mercedes. Es una hora y media donde la consigna es "apagar al juez interno", el criticón, el que te desalienta, el que a veces te paraliza. Un rato genial, en un espacio mágico, cuando cae la noche sobre Villa Ortúzar.

Les quiero contar que mis clases de yoga y eutonía cada vez se ponen mejores. En la última meditación conecté tanto con Tomás  que derramé unas lagrimitas. Fue muy, muy, MUY emocionante. Es lindo regalarnos un rato así a solas, con olorcito rico en el aire y música suave.

Les quiero contar que con Pablo estamos dando clase juntos. Yo como titular y él como ayudante. Y nos complementamos súper bien. Y tenemos la mejor comisión del mundo. Y aunque a veces llego al viernes con la lengua afuera, cuando estoy ahí la batería ¡yups! se repone sola.

Les quiero contar además que fuimos a una peña a ver al Duende Cardozo, un músico que descubrí hace poco gracias a Wilma. Disfrutamos de sus canciones, con empanadas y clase de chacarera. Y me volví a casa -o al que dimos en llamar el Departamentito de la Costa, en nuestra terraza, donde estamos instalados- con un CD al que ya le di play unas cuantas veces.

Les quiero contar que le jugué dos (2) partidos de ping pong a mi marido., Le gané uno y en otro estuve cerca. Ya sé que él me juega al 50 por ciento, pero bueno, déjenme hacerme la ilusión.

Les quiero contar que visitamos Ancón, mi ex casita linda, después de casi dos meses. Y fue un momento lindo, sin carga, sin ninguna sensación parecida al "Por qué me fui de acá".

Les quiero contar que dormí una siesta larguísima y por primera vez en mucho tiempo no me desperté malhumorada, ni muerta de sed, ni nada. Simplemente contenta y relajada.

Les quiero contar que la de anoche fue una noche misteriosa sobre Buenos Aires, y con Pablo la vimos sobre el río, y charlamos de un montón de cosas; nos animamos a decirnos lo que más anhelamos y lo que más tememos de ser padres.

Les quiero contar que la obra avanza, y la pintura también. Y la casa toma otro colorcito, y ya se ve más parecida a lo que imaginamos. ¡Y eso es muy alentador!

Y por último, que se acerca mi semanita de vacaciones, y para algún lado vamos a rumbear. Y por ahí tenemos la suerte de que mi hermano y su familia nos visiten antes. Y si es así nos regalaremos unos días de paseo y asaditos.

Y bueno, eso. Contarles nomás que acá estamos. No es sólo el aire primaveral. No es sólo la contención terapéutica.  Es la firme decisión de no dejar que las nubes me impidan ver todo lo bueno que (me) está pasando.

Gracias por estar ahí. Y bancar posts como éste y como los otros.



jueves, septiembre 13

reencuentros.

¡Qué lindo, lindo, lindo, volver a sentir el sol sobre la cara, la brisita en el pelo y la tela sobre la piel!
Y qué lindo ir reencontrándome con mi entusiasmo y mis ganas.

miércoles, septiembre 12

habitar tu casa.

Hola muchachada linda. Estoy mejor, casi diría mucho mejor, pero con los altibajos que estoy teniendo medio que no me animo. GRACIAS por todas las palabras lindísimas, pensadas, y cariñosas que me dejaron en el post anterior. Y a Georgi por un mail con un pensamiento justo a tiempo. Me hicieron muy bien!
Hoy sí puedo decir que vengo con un buen día. Todo empezó cuando ayer me atreví a volver a casa temprano, aun sabiendo que Pablo  no iba a estar, y que el quilombo en cambio sí, iba a estar intacto. Costó un poquín. Hice una parada en el vivero, decidida a comprar semillitas de estación (entre ellas mis amadas azucenas) pero estaba cerrado. También hice una parada en Grisino y compré un conjuntito muy veraniego para Tomás de bombachudo y gorro cuadrilleé. Ya va a haber oportunidad de mostrarles todas las cositas que atesoro para él =) (Sonrío al escribirlo). Y por último una parada en Farmacity, emporio del que quiere comprar algo -lo que sea- ahora, donde me mimé con un bálsamo para el pelo de los buenos, un cd de yoga, un autobronceante bueno, y cosas que necesitaba en casa.
Cuando a la noche, casi inevitable, me pintó este bajón que me persigue, me acordé del ejercicio que me había dado Lau de Panzas Arriba: un laberinto. Prendí una vela, puse el disco de yoga, y lo hice, intentando, como decía ahí, abrir la mente y el corazón lo más posible. Después hice yoga y me quedé acostada con Tomás dentro, Rolfli al lado y Kathy un poquito más allá.
Santo remedio.
Hoy me levanté con uno de esos días en que te ponés un vestidito, perfume, te pedís algo rico para comer, escuchás música y esperás con ansiedad una merienda que va a ocurrir en horas con capas como ésta, ésta, ésta y ésta. (Sí: todo un club de lindas).
Quería contarles que hace un ratito, de repente, cuando yo no sé por qué cosa pensaba en la sutileza de la verdadera belleza, en esas personas que te dejan a vos el laburo de descubrirlas, en esas que brillan en vivo incluso aunque no den bien en fotos, me llega por mail este editorial de Tini de Boucourt, ¿La tienen? La modelo de hace ya unos cuantos años?
El segundo post de Sosloqueamás, allá por enero de 2007, compilaba algunas definiciones sobre belleza que me gustaban mucho. Y están emparentadas con lo que Tini dice acá.
Bueno, ella acá desarrolla muy bien su concepto de belleza. Sin más preámbulos (que ya me extendí bastante!) se los comparto.

BELLEZA, ese concepto tan intangible. A medida que crezco y voy madurando, voy suavemente penetrada el mundo de lo esencial. Mi mirada es diferente.

Desde muy pequeña escuché las palabras ¨que linda!¨.El universo además quiso que mi carrera de modelo también tuviese tanto que ver con lo que yo en ese entonces, entendía como belleza. Mujeres esculturales, ropa, zapatos, maquillaje, un contacto permanente, diario, con lo que yo y muchos entendíamos como belleza, lo lindo. Un mundo frágil. Encandilamiento y alto impacto.

Observando hoy podría decir que veo una parte de la humanidad como casas sin habitar y otras pocas si, con las luces prendidas. La belleza para mi hoy es sin duda quien logra prender esa luz interna, significa que se habita con la propia energía y no necesita la mirada de los otros. Mi principal  concepto es :  la única casa que tenemos es nuestro cuerpo y no miente nunca, tiene toda la información y hay que saber conectarla y sacarla.

Vivimos en una cultura donde el enfoque está puesto en el valor de lo que se ve por fuera de ese hogar, la fachada.  Sin embargo, la imagen externa no es suficiente  para tener una gran actitud y presencia.

La belleza que trasciende es la que vive dentro de esa fachada y es consciente. Se libera, y se pierde, demasiada energía en complacer a ese mundo exterior, pertenecer y ser aceptada por otros. Casas sin alma, van de un lado al otro pero no están conectadas. La vida es un escenario, por lo tanto  hay que tener el coraje de llenar ese escenario!

Para ello, primero debemos tomar conciencia que  es necesario  mucho coraje para poner en marcha los propios deseos, ante todo darse cuenta cuales son. Salir de la zona de comodidad da temor, miedo de no ser aceptada por el otro, además de la pereza! La práctica supera a la teoría y a ese intento en copiar a los demás. La belleza es disfrute, es el premio al coraje a animarme a ser quien soy y que jamás serán concedido por la ropa que llevo, el maquillaje ni un par de zapatos.

Tu cuerpo, es  tu casa. Es como un maravilloso violín que , puede estar parado contra la pared y ser solo eso. Pero si además lo sabes  tocar armoniosamente con música sublime, te aseguro que su belleza está lograda. Cuanta práctica hay detrás de ese sonar sublime, la misma que se requiere para encontrar y afinar tu belleza.
Ella está dentro de cada un de nosotros, el desafío es enfocarse  y animarse a encontrarla. Quien sabe llenar el vacío con propios talentos sabe prender la luz de su casa y entonces la vida tiene sentido. Cuando encontras tu verdadera pasión, brillas. La acción resplandece mientras que la pasividad es opaca por más esmero externo.

Solo adquiere magia aquella mujer que sabe como ponerle energía a su casa-cuerpo, comunicar desde él sin ruidos, serena. Ella sabe que sus movimientos hablan de si misma y son poderosos, así también su voz. No habla por hablar, no es verborrágica. La verdadera belleza es más bien silenciosa, no necesita hacer nada para llamar la atención, simplemente es. Además sabe perfectamente que ningún elemento que elija para que la decore es más importante que su ¨ser¨, ella sabe jugar con ellos, no depende de ellos, es  a pesar de ellos.

Aprender a habitar tu casa,
A mí me hace eco. A vos?

jueves, septiembre 6

en qué estoy.

Les voy a contar en qué estoy.

La angustia que ustedes vieron asomar acá y acá, ahora se apoderó casi de todo.

Una cagada.

Lo peor es tenerlo todo... desde el hermoso y amado marido, hasta la casa propia, el perro, la gata, y una lindísima panza donde Tomás espera su momento de salir al mundo... y sentir que no podés con todo eso. Que otros podrían, que hay algo muy roto dentro tuyo para que no puedas.

No soy de las que dicen "Ay, no sé qué me pasa, lo tengo todo y no lo puedo disfrutar". Tengo bastante identificado qué es lo que más me cuesta,. Sé cuándo empezó, los por qué de casi eterno trasfondo, y qué cosas del contexto no están ayudando en absoluto.

Después d etres meses muy arduos y tensos en los que no sabíamos cómo iba a resultar la operación imobiliaria dado el contexto del país y etcs, y en los que nos despedíamos de nuestra anterior casita siguieron la mudanza y la obra, con días en los que dormimos en casa, y otros en los que nos trasladamos a donde fuéramos bien recibidos. La obra marcha bien, y Pablo deja su tiempo, su cuerpo, su energía y toda su paciencia en ella...

Pero en el entre tanto, de lo de antes sólo reconozco a los seres queridos y al trabajo, En lo demás te diría que casi no me reconozco en nada. La extrañeza del cuerpo embarazado, de las limitaciones de este cuerpo embarazado, de alejarme de Palermo después de muchos años, de casi no ver amigas, no andar en bici, no comprar nada para mí, Tomás o la casa-con lo que me gusta a mí comprar!- (Para reforzar esta sensación hace más de 2 semanas perdí la billetera con todas las tarjetas y los bancos se toman su buen tiempo en reponerlas, así que ni tarjetear puedo), de pedir delivery o comer afuera, de tener mis cosas en cajas llenas de polvo!

... Todo está como en puntos suspensivos.

Necesito descubrir cuáles son mis nuevos rituales en esta nueva vida. Pero para eso necesito espacio físico, temporal y -sobre todo- mental, y por ahora no los estoy encontrando. Y siento que los meses de embarazo vuelan!

Ahora tengo los fichines puestos en la semana que pedí de vacaciones para descansar, en la inminente primavera y en disfrutar de mi casa (falta un mes apróx para que terminen obra y pintura). Quiero armar el cuarto de Tomás y reeencontrarme con mis cosas. Desde ropa, carteras y perfumes hasta mi compu, mis discos, libros, labiales y esmaltes de uñas. Así de ñoña, sí. Quiero reencontrame con la cocina, con las plantas, con la música, las fotos, los adornos... Con mis momentos a solas.

Perdón si salió post bajón, pero qué les voy a venir a contar? Mentiritas? O quedarme en silencio hasta que todo vuelva a andar bien?

A veces hasta lo feliz te puede costar.

Espero pronto venir por acá con más pilas.

miércoles, septiembre 5

a propósito de este aniversario.

A propósito de esa fiesta la dulce y luminosa Georgi -gracias al cielo- me hizo recordar esto. Se los comparto. Porque habla de mi casamiento, pero sobre todo porque su autora es una de las mejores escritoras que conozco. (Ella no sé si se da cuenta. Yo se lo digo siempre), entonces creo que es algo que vale la pena leer, al igual que todo en El Corazón de las Cosas. Los textos de Ivana al principio dan fiaca. Qué largos! Sin imágenes! Y apenas leés las dos primeras líneas desaparece toda noción de tiempo y espacio; te lleva de la nariz, o suavemente de un barzo.... Eso es lo que llamo una buena escritura.

Con el tiempo y luego de ir a varios casamientos en Rosario cuando me mudé ahí de grande, aprendí que una fiesta es, para ciertas personas, un modo de evidenciar status. Ya no se comía hasta el hartazgo sobre caballetes de madera sino que se contrataba decoración, vajilla, mozo, catering, iluminación, disc jockey y se presentaban platitos con raciones mínimas pero muy primorosos. Y los novios se daban besos mezquinos en medio de la opulencia.
Sin embargo, las cosas pueden ser de otro modo, siempre. 
Me refiero a que hay gente que se sigue casando por amor. Y que le pone onda, pero no se endeuda hasta la quinta generación para tirar la casa por la ventana una noche. Son los menos, pero los hay.

Seguí leyendo acá. Espero que lo disfrutes tanto como yo.
Gracias por compartir mi alegría en medio de mis nubecitas.
c.

martes, septiembre 4

Algo azul. Algo viejo. Algo nuevo. Algo usado. Algo prestado.



Este aniversario me tiene más movilizada que el anterior. Será que hace algunos días me tocó estar otra vez en la quinta donde festejamos , reencontrándonos con el parque, el quincho, los dueños, el personal. Que eran lo mismo pero distinto.
Entonces vino la necesidad de recordar todo eso, y la certeza de qué fue lo que nos trajo hasta acá.
O será nomás que eso de consumar el amor es tan concreto como que ahora estamos esperando a Tomás.
( Y ahora sé que un día voy a querer volver a celebrar nuestro amor, esta vez con él y su hermanito/a?).
La cuestión es que dos años después me zambullí en el álbum de fotos, y les traje esto:



















¡Cuánta alegría!
Desde el primer momento, cuando un año antes Pablo me lo proponía en NY, cuando con Noe encontramos mi vestido Jenny, después la excursión con Agus para unirle un par de zapatos azules, el flechazo con mi vestidito del civil, el perfume de té verde y jazmín, el anillo de mi abuela, los mails con Babel Orkesta, la torta de mi tía, la bicicleteada hasta Les Croquants para encargar los cupcakes, el tour a Once con Yani y su pequeño Mati on board, los huevos a las monjas (que -se ve- rezaron y mucho para que no nos lloviera), los saludos al sol en sincro con Noe hasta que el sol que por fin apareció....

Juntos a la par. Cada abrazo. Toda esa algarabía.

Nos casamos porque queríamos celebrar nuestro amor con las personas más queridas. Tan cursi y trillado como eso. Y cuando tomamos esa decisión podíamos prever montones de cosas: lugar, horarios, comida, bebida, música... casi todo, menos el amor que nos iban a devolver.

Nuestro casamiento fue tan genuino, tan Pablo, tan Ceci... que si pudiera volver el tiempo atrás, no le cambiaría nada..


..de nada!

lunes, septiembre 3

yo confieso.

Hace mucho, pero mucho, MUCHO que no vengo por acá. Estuve leyendo sus blogs, pero la vida afuera está tan demandante que me tiene desconectada de mi querido mundo virtual. Y lo extraño mucho! Después de un fin de semana reparador, es momento de encarar esta linda tarea para el hogar que me dejó Mariana hace algunas semanas. 
Sí: mis 7 confesiones! Aquí van!

#1- Me encantan MAL los Románticos de la 100, con el Chino Leunis. La hora es perfecta, su tono de voz me relaja...  Obviando las de Alejandro Sanz y Axel todo es un ensueño. Especialmente temas como éste.

#2- En primer grado organicé una excursión a 1° C en el recreo y les robamos útiles. También le saqué un alfajor Souchard a mi compañera Dorita la Perfecta y ya en el secundario con mi amiga Karen le sacamos unos billetes a la María Joaquina del curso.

#3- Cuando tenía 13 fui a ver a Cae y Montaña Rusa. Tenía entrada gratis pero imagino que eso no vale como excusa.

#4- Me gustan la levadura fresca, la masa cruda de lo que sea (especialmente la de pasta frola y la de ñoquis de papa).

#5- Me alucinan el olor a nafta y a Cif.

#6- Tengo oído y cierta facilidad con la guitarra. Sé sacar -con un punteo muy  pero muy básico- casi cualquier canción que me proponga. Pero mis intentos por aprender más no fueron más allá de unos cursos en talleres municipales, seguidos de unas clases con un profe particular hace como 10 años que me dejó practicando una de Oasis para nunca más volver.

#7- Si la cama no es sommier, y  entre los tirantes y el piso deja un espacio donde quepa una persona, tomo carrerita y salto directo al colchón, no sea cosa que alguien me agarre las pantorrillas desde ahí abajo.


Feliz comienzo de semana muchachada!
c.