jueves, marzo 29

se llama María Eugenia, le decimos Coco.

Me acuerdo de haber ido con mi papá al hospital el día que nació. Recuerdo la fachada del hospital y que era un día de sol, no mucho más. Después, desde ese 27 de noviembre de 1984 mi memoria salta a su añito y medio, ya viviendo en la casa de mi abuela en Mar del Plata. Tenía un sarpullido que no lograba opacar sus rulitos rubios ni su sonrisa de tiempo completo. Por esa época se ganó el apodo Cocotito, que después se acortó a un "Coco". Y así se presentaba ella, repitiendo en su media lengua lo que escuchaba de mi mamá: "Samo María Eugenia `cimo Coco". Siempre digo que daría lo que fuera por tenerla un ratito así, chiquita y adorable:


Cuando ya tuvo 4, le enseñé a leer y escribir con el pizarrón que nos había armado papá. Ella y nuestra vecina Johanna me pedían "Jardincito", pero yo -eterna maestra ciruela- no cedía. A lo sumo las dejaba dibujar de vez en cuando, pero hasta que no la saqué buena (Es decir, capaz de sumar y restar y de separar en sílabas) no di tregua. Para su cumpleaños número 4 con mis amigas Marianela y Leticia nos disfrazamos de payasas y animamos la fiestita. Coco -con un vestido a cuadros, con cuellito de broderie- estaba de un humor medio insoportable, un poco caprichosa, más atenta a los regalos que a nuestras payasadas. Pero eso era raro en ella, porque tenía el don de estar siempre de buen humor.


De hecho nos poníamos en VHS los recitales de David Bowie, Tina Turner o Madonna, y después repetíamos las canciones. Hasta hoy me río acordándome de ella con su jogging de cire, subida al Citroen, muy seria, cantando "Machiiiot", que era su versión particular de Material Girl.

En el colegio ya dio señales de ser el bocho que efectivamente resultó. Por eso un día la eligieron para conducir todo un acto ella solita. Me la acuerdo parada en el escenario, dedicando unas sentidas palabras de la Directora para San Martín. "El mayor procér (así, con acento en la e) de la Patria...", dijo, y el salón de actos estalló en risas.
Cuando papá y mamá se separaron, Coco no paraba de llorar. Yo no sabía nda de psicología, así que nisiquiera relacioné los dos hechos, pero sí contaba las veces que lloraba por día. Y a veces, pobre enana, llegaba a 7. Lloraba por todo, todo el tiempo.
Después, se le fue pasando. Y cuando nos mudamos, sobre todo, nos convertimos en compinches de juegos. El de las campesinas era nuestro preferido. El desafío era sobrevivir con un pan duro y una olla de agua que íbamos a cargar al arroyo. Todo en neutro, por supuesto. "Ve hermana a buscar un cántaro de agua al arroio", decíamos. Hasta nos tapábamos con frazadas para cobijarnos de un supuesto frío y fingíamos dormir.
Coco ya no era esa bolita de rulos, sino un palito muy chiquitín coronado por un melenón rubio y deforme. Yo la cargaba con eso, y ella se reía.


Le di clases de manejo de bicicleta y cuando aprobó la premié con un diploma y algunos bonobones. Después empezó sus clases de ballet. En "Las cuatro estaciones de Vivaldi", que se presentó en el Auditorium, le tocó ser un hielito.
Mientras yo me iba convirtiendo en una adolescente conflictuada, mis hermanos se hicieron muy afines. Martín la hizo hincha fan de Independiente, y se la llevó para su bando con el objetivo de volverme loca. LOCA.  Me leían el diario íntimo, me perseguían con el trapo sucio de la cocina, me tiraban peces muertos en la playa, me cargaban con cada uno de mis complejos, me decían "Papá y mamá no te quieren". Y yo lloraba. Eso sí: cuando el panorama se complicaba en casa (y mierda que se complicó por momentos) estábamos los tres unidos, tirados en una cama de una plaza, consolándonos y dándonos ánimos. Esa fue siempre nuestra fortaleza.
Entró a mi secundario cuando yo ya estaba por dejarlo atrás. Me di cuenta de que era distinta -me refiero a "más piola"- cuando tuvo su primera historieta con el hermano menor de un compañero mío que había sido mi pesadilla. Coco no era atribulada como yo. Iba al frente. Se hizo un grupo de amigas que siempre admiré y que le dura hasta hoy. 11 son. Coco se movía con naturalidad entre las salidas con las chicas y las olimpíadas de física. Mientras yo a mis 20 penaba por no haber tenido aún un novio, a ella le llovían con facilidad (De hecho, al hermano de mi enemigo, siguió el hermano menor de un chico que a mí me gustaba y nunca me dio bola). Sí: Coco parecía conseguirlo todo con la mitad de esfuerzo que yo, y eso es una lección que no sé si terminé de aprender de ella.
Finalmente un día se puso tan grande que viajamos al Norte juntas, en el que ella me guió más a mí que al revés. Descubrí que Coco es una gran compañera de viajes.

Nunca le pregunté bien por qué decidió estudiar Historia. Lo cierto es que nunca bajó del promedio 9,90. Me encanta decirlo por todos lados: mi hermana es un bocho. Se recibió, hizo una maestría de la Fundación Carolina, consiguió una beca Conicet y ahora hace un Doctorado en San Andrés. El mismo día que decidieron becarla, fuimos a un casamiento donde tocó Ráfaga y se cantó to- das las letras saltando en primera fila.
Esa es mi Coco linda.
O la que un día, sentada a la mesa con Pablo y conmigo, te cuenta que se compró unas sombras de L´Oreal, intercambia con vos data sobre bases fluidas y mousse y sobre marcas de rimmel y acto seguido gira la cabeza, mira a su cuñado y le dice "Che, qué afano ese off side el otro día", y se pone  a discutir con él sobre una jugada de San Lorenzo en el último partido.

Ahora, 13 años después que yo, se viene ella.
Y eso se parece tan poco a nada que me haya pasado que no puedo medir la felicidad que me produce.



Te quiero enana llorona.

55 comentarios:

Mechi. Soy un mix! dijo...

Vale llorar?
Ceci, tenes algo en tu forma de escribir que te juro que me llega al fondo del corazon! (mira que no es facil eh).
Como me gusta leerte mierda carajo! jeje
Besos a las dos! (mori con la primer foto de Coco)

Romi dijo...

Que lindo relato!!!

Estrellita dijo...

Que historia mas tierna!! Me emocionó hasta las lágrimas casi. realmente en el relato se nota el amor que sentís por tu hermana.
Me encantó el post!!

Maru dijo...

Ceci sabés que siempre me emocionás con tus historias? ahora me dieron ganas de tener una hermana mujer y tener con ella una relación tan linda y especial como la tuya con Coco.
Beso gigante!

Mili_en_apuros dijo...

Morí del amor con el relato...que placer que puedan llevarse tan bien!

Besito enorme!

Georgi dijo...

que post más lindo Cecilia Alemano!
Bienvenida Coco a Buenos Aires! :)
quiero un sweter como el que tenés en la primera foto

coquito dijo...

La amo a mi hermana por ser como es. Gracias Ce por tanto y perdón por tan poco...

Victoria dijo...

nena, querida, paraaaaaaa de hacernos shorar asi porque a esta hora, no da no da.

ay que lindo...
algo que yo nunca voy a experimentar: amor de hermanas :)

eli dijo...

Ceci! vos vas a tener que empezar a recibir a la muchachada con una caja de pañuelos descartables en la puerta!
Cuánto amor lindamente contado!

GiseFour - Sentidos dijo...

Me hiciste llorar MAL de verdad Ceci!!! qué lindo!!! ufffffffffffffffff................no tengo hermanos...re-bajón....., mis viejos también se separaron y a mi vieja,que no veía venir bién la cosa, le pareció que mejor para ahí...super sabia pero allí me quedé yo: deseando mucho tener un hermano!!!!
Sigan disfrutándose y queriéndose así!!! y ahora más cerca: qué bueno!!! Por eso siempre supe (y me propuse) tener más de un hijo!!! y por suerte mis peques están super unidos!!! wiiiiiiiii!!!! Besotes mil!!!

Lulu dijo...

no soy muy afecta a la sensiblería pero me lloré todo... desde el rulo, hasta la beca, desde el primer novio hasta el off side.

Anónimo dijo...

Hermosisimo post!
Que suerte tienen ambas la una a la otra!!!!!!!!!

Lucila dijo...

Se me llenaron los ojos de lágrimas (y si ultimamente estoy más llorona). Ahora cuando lei el comentario de Coco, brotaron por mis mejillas sin más! Que lindo Ceci a disfrutar ahora de otra etapa.

Geo. dijo...

golpe bajo golpe bajoooo jajaj cecii que linda sos! que suerte, se tienen!!!
hermoso relato, lo disfrute y me emocione!

Unknown dijo...

Emoción total! Como siempre, Ceci, hermoso relato, lleno de amor. El amor de hermanas es una amor que nunca sabré pero que disfruto en las hermanas que conozco. Gracias por compartirlo.
Besos!

Miss Celanius dijo...

Otra llorona más por acá...

Unknown dijo...

Ay! Que post mas lindo! Yo siempre quise tener una hermana, ahora mas... Que suerte tiene Coco de tenerte a vos.
Ahora, lavame el pañuelo queres!

ceci a. dijo...

Piuuuuuuuuuuu no me llorennnnn!
No llorennN!!!
Es un post para sonreír!
Déjenle las lágrimas a la llorona de mi hermana! Jajajj ! Que además de hincha del rojo, bocha en historia y peronista, es -sí señor- una llorona incurable!

alma_de_valija dijo...

No se valía hacerme llorar, acabo de llegar del cole mueeeeeeeeerta y te leo y veo esas fotos tan cargadas de emoción que ahí nomás me largo yo también.Besotessssss

Gabi de ♥ x sur dijo...

Ay,Ceci y Coco,lindas que son!!me dieron ganas de llamar a mi hermano..ese si que no llora!!Pero da lindos abrazos!!♥!

Alicia's Own dijo...

Ceci, qué hermosura esto que escribiste!

® Danila dijo...

linda Coco, linda vos, linda la relacion de hermanos aunque a veces tenga tribulaciones. Se lo que es ser hijo de padres separados y cuanto se aprende.
Hermoso el relato Ceci.
hermoso el amor entre hermanos.

besos!!!

Caro B | mamarrachos dijo...

Ahhhh yo me río y lloro! me haces pensar en el orgullo que siento por mi hermana! el amor entre hermanas es tan especial!!! Que lindo post linda!

Euge dijo...

Estamos todas llorando!!...le llevo 10 años a mi hna....no sabes como me identifiqué!!!
Besos..!

Anita dijo...

Ceci, qué lindo! Me encanta cómo hablás de Coco porque tengo la misma edad. Me hubiera encantado tner una hermana mayor como vos :)

La Hilarante dijo...

que buen apodo coco...

se casa?
esaaaaaaaaaaaa
que se casen todos.

Prima Humberta dijo...

Esa forma tan rara de querer a un hermano, tan dificil de explicar pero que vos explicaste perfectamente.

Me encantó Ceci. Coco, que hermana que pegaste, eh!

Besos!

J

María dijo...

Que linda tu historia de hermanos, unidos, cuanto tiempo y vida compartida y que lindas también las fotos.
Besos

Unknown dijo...

que te voy a decir, que llorè, si mucho!
que tus palabras son sentidas, si todas
que tus relatos se meten en el alma, si tambien...
y que te envidio...tengo hermanas para la cosa es tan dificil....que la verdad, admiro tu relacion con COQUITO!

Anónimo dijo...

aaaa como me gustaria tener un par de hermanas asi!!! que linda que sos <ceci...y encima tenes la capacidad de ponerlo en tan lindas palabras...

besos,
L.

Ayloviu dijo...

Cuanta emoción!!! esto de andar lloriqueando tan temprano no sé si es sano che. Ya la quiero a Coco, es tan linda! Me encanta verlas juntas y me encanta el amor que se tienen.
Ceci, además, escribis tan lindo que es como si hubiese estado justo en cada momento que contaste.
Besos a ambas!
vanis

ceci a. dijo...

Chicas lindas
me parece incréible lo que se genera cuando pongo algo en común con uds
es muy GROSO esto!
No lloren, plis
voy a ver si escribo algo más úm pa arriba (aunque el post de Coco no tenía ninguna intención de ser lacrimógeno!!!)
GRACIAS así de ENOOOORMES por cada comentario., Los leí y releí. Son muy generosas.
BEsotes,
c.

Miki dijo...

Awe, ceci! Que hermoso post! Me lleno los ojos de lagrimas, de las buenas, eh! :) Que lindos recuerdos y que lindo que puedas expresar cuanto la queres! Yo tambien admiro mucho a mi hermana, pero me cuesta un huevo y medio decirselo, te juro!

Felicidades a Coco y a vos, por ser tan grande!

Abrazos!!!

Pablo Hacker dijo...

machiiiiiiiiiiiiiiiot!

sofia martina dijo...

Que lindo!! súper tierno :)

ceci a. dijo...

Qué linda Sof por acá! Gracias!
Miki; juntá valor y decíselo. Buscá d ehacerlo a tu modo. Siempre hay un modo!
Pupi: Machi i i ot!


Jajaj!

Antigua Feria dijo...

Uhh nena me dejás al borde del llanto...pero de ese llanto lindo de los que sabemos y conocemos el sentimiento de ser hermanos. Que buena que es la felicidad plena y mejor si es compartida. Besote!!!!

Dani
antiguaferia@gmail.com

vero mariani dijo...

lagrimitas. sos una tierna. me andaba faltando mucho sos lo que amas después de una semana MUY complicada, y me diste todo lo que faltaba en un post memorable. no hay nada como los hermanos, y la pintaste de punta a pies. bienvenida coco, dulce!

beso enorme a las dos!

ceci a dijo...

Dani; gracias por compartir mis sentimientos- Es loco lo que se siente por un hermano. No se parece a ninguna otra cosa. A nada!
Y VEro! Linda! Me alegra que mi post te haya llegado. Ni inmaginè que tuviste una semana complicada. Espero que estès bien, Te quiero y seguro todo va a andar bien. Un beso enorme
c.

Diario de crecer dijo...

Que Lindo! pusiste en palabras sentimientos de los mas profundos y que llegan al alma! me siento totalmente identificada. Un beso!

Roxi Ameduri Marchettini dijo...

lei este post el viernes y no pude comentar, pero acá estoy. ME ENCANTO!!! Sos una diosa escribiendo Ceci, es tan lindo, es como estar escuchando un cuento y te vas imaginando cada momento, detalle...
Tener hermanos es lo mejor que nos puede pasar!!!!!
Eso de hacer alianzas dos contra uno pasa en las mejores familias...jajajajjaaaaaaaaaaaaaa
Besos hermosa y bienvenida Coco a Baires!!!!!!!

Gabriela H. dijo...

Simplemente hermoso post, hermosa historia, hermosa relación, say no more...

:-)

Tere dijo...

qué lindo todo lo que escribiste!! qué emocionante!!! <3 <3 <3
Tengo seis hermanos a los que quiero así tanto y con los que siempre puedo contar. Son lo mejor que existe! Y estoy feliz de que mis niños puedan sentir lo mismo algún día. Un abrazo para ti y todos los tuyos!

Unknown dijo...

Hola Ceci!! Te leo siempre, me encantan tus relatos y la forma que tenes de contar las cosas!!! Hoy te escribo desde otro ámbito, lei que trabajas en GP, y queria tu mail para alcanzarte una idea.
bueno, avisame cualquier cosa. Te mando un beso.

seelvana dijo...

Sos una bestia.
No sólo el amor que profesás por tu hermano es de lo más puro, sino que tenés una memoria increíble!

Emocionás up, aceptalonnn :)

seelvana dijo...

ah, y las fotos son mor-ta-les =)

renata dijo...

ay che voy a llorar yo también! tiernas :)

aguanten las hermanas, son lo mejor de la vida!

Pao ~ Kokoro ♡ | Origami dijo...

Ceci, sos tan hermosa! Es un placer leerte y recorrer tantos años de amor y aventuras en un post... como éste y el de tu amiga Anita! Cada post tuyo es como una cajita sorpresa de la que no sale más que dulzura. Me encanta conocerte por acá! Beso enorme!

ceci a. dijo...

Celi, Roxi, Gabi, Tere (6???!!! son 7 en total??!), Seel (jajajajja!!!!), Renata; GRA- CIAS!
Marti: el mail es calemano greenpeace org
Pao, a mí también me encanta conocerte por acá., Me encantó la metáfora de la cajita de dulzura... ojalá fuera siempre así de dulce everywhere! Te mando un beso enorme y gracias por tus palabras,
c.

Unknown dijo...

emocionante,tierno...tu relato me emociono hasta las lagrimas...
un abrazo

Unknown dijo...

Gracias Ceci!!! ahi te mandé la info a tu mail en gp.te mando un beso

FLor dijo...

Ceci!!!! recién hoy leo este post (tarde de viernes, me estoy haciendo la panzada). ADhiero a todo lo que se dijo sobre este post. Tengo una hermana 4 años mayor, mi guía y mi compañera. Yo soy la hermana rulienta, que fui también alumna en su escuelita y todo lo que hice por primera vez, lo hice con su experiencia ya ganada de respaldo. Por eso parece ser que las hermanas más chicas obtenemos el doble con la mitad del esfuerzo. Hermoso leerte!

F dijo...

Que lindo post!! cuanta felicidad que van a estar juntas!! Disfrutense mucho. Besos

CHINA MARTINO dijo...

me mato este post!!! moqueo a lo loco...casi nada el mundo resulta tan maravilloso como un hermano!!!

CHINA MARTINO dijo...

me mato este post!!! moqueo a lo loco...casi nada el mundo resulta tan maravilloso como un hermano!!!