lunes, mayo 30

antídoto para día gris.

Poner este tema mientras te cebás unos mates con galletitas de avena y pasas; de esas que a tu chico no le gustan porque le parecen "de cartón".


Hacerte una excursión en tren a la placita de Belgrano R. Arrancar algunas naranjas de los árboles de tu cuadra y ponerlos a modo decorativo en el centro de la mesa. Leer blogs coloridos y buena onda, como éste, éste y éste. Mirarte este video -sin apagar a Regina - que capta la ternura misma. O... leerte el blog de Linda Goodman, que te conoce tanto, pero tanto que va a desencadenar una serie de escalofríos y hasta lágrimas de emoción.

domingo, mayo 29

A mucha gente le gusta el arco iris. Al verlo, los niños formulan un deseo; los artistas lo pintan, los soñadores van en pos de él, pero Acuario les gana a todos: él vive allí. Linda Goodman.

sábado, mayo 28

chau Ramos!

Después de extraerme sangre en Cemic, desayunar con Pablo, ir al diario a preparar la entrevista, de tomarme un té verde con el Chango Farías Gómez y de pasar por la facultad de Agronomía, seguí tomando tecitos con Ana Clara e Ivana, ex compañeras en Noticias, copadas, talentosas, amigas y lectoras ocultas de sosloqueamás. Anita sacó a relucir una insospechada faceta culinaria con unos brownies recién horneaditos y llenos de nueces, que fueron el mimo perfecto para el atardecer de un día agitado. Charlamos de absolutamente todo, sin freno, hasta que la pobre Ana se calzó el equipete deportivo, dispuesta a enganchar la última hora del gym abierto.
Cuando caminaba hacia la parada del 15 para volver a casa, me dio por pasar por la facultad. Pensé que sería la primera vez como egresada. Necesitaba oler esa mezcla de humo de cigarrillo y medialunas con jamón y queso que sale de la Barbarie (bar pionero de la cultura nac & pop, y guai con discutírmelo). Necesitaba pasar por Apuntes y por una vez festejar que no tenía que sacar número y ponerme en fila. Y necesitaba también ver cómo eran las caras de los nuevos estudiantes. Todo eso con qué derecho, no lo sabía, pero ese es el encanto de la educación pública, una no tiene que pedir permiso para entrar. Todo esto pensaba mientras doblaba por Franklin. Entonces vi esa entrada cerrada ("Bueno, es viernes", pensé) y probé por la entrada principal de Ramos Mejía. Descubrí entonces que la facultad color blanco sucio a la que supe asistir por años era ahora azul, y estaba convertida una prolija sede del CBC. Claro, si se mudaron a Barracas, recordé de golpe. Sentí un escalofrío.. un torbellino, qué digo, un tornado, la corriente del Niño y la Niña juntos!, pero disimulé para que el de Seguridad no lo notara; ese era mi pequeño triunfo en medio de la desilusión.
Mientras esperaba el bondi, conectada como Abie a mi diePod, repasé sonriente pilas de imágenes y momentos, y pensé en los estudiantes que jamás habrán conocido el viejo y caótico edificio.
Cada vez que Ana me invite a su casa repetiré el ritual. Quizás un día me acostumbre a la idea de que es o que yo conocí, transité y viví, volviéndolo parte de mi historia por tanto tiempo, ya no exista.

A ver si Barracas te trae amigas como ellas,
grandes compañeras de cervezas y puchos en la Barbarie!

Hasta siempre, sede de Ramos!

jueves, mayo 26

cry freedom!

Agradezco al cielo que aunque a veces funcione en automático puedo registrar los mimitos de Kathy al despertar, el sabor del mate que me cebó Pablo, una frase en medio de una entrevista ("No hay que escapar de quien uno es"), el pipipí de los pájaros alrededor de las 5, la perfección de una canción en un bondi atestado, la belleza sutil y algo melancólica de las tardes de otoño, el dolorcito en los cuádriceps al pedalear.. el calor con que nos reciben los amigos queridos, ese Buzz Lightyear llamándome desde una vidriera..

(para la persona que quiero hasta el infinito y más allá!)

..la enorme libertad con que vivo mis días.

martes, mayo 24

marte en mi martes.

Dicen que hay días sin estrella. Bueno, hoy no es exactamente así, peeero digamos que el cosmos está bastanta amarrete conmigo. Me carajeé por mail con el nabo, por elegir el más suave y sutil de los calificativos que se me ocurren, para el dueño de importante medio online gastronómico (el más importante, de hecho, que suena a aceite o material de pintura, pero no insistan, NO voy a decir de NINGUNA manera de quién hablo) porque se sintió extremadamente molesto por recibir un mail mío (de una campaña de Greenpeace, que Vero, por ejemplo, respondió feliz) donde su dirección de correo no fue en copia oculta. Horror! Ahora como 400 personas van a querer comunicarse con él, contagiarle virus.. inyectarle litros, qué digo, toneles de spam. No bastaron mis disculpas, que le dijera que se me chispoteó, no bastó que le recordara que el día que lo fui a entrevistar-una tarde feísima como ésta- me hizo esperar como 40 minutos hasta que me cansé y me fui; nada bastó. Me dijo algo así como "Qué es una tarde de lluvia para una luchadora de Greenpeace?" entre otras cosas menos amables. A lo que le respondí que tiene el ego de un rockstar y los modales de un orangután.
Después fui a entrevistar a Vicentico, nota que me ilusionaba, porque me gusta su música, porque admiro a su mujer, porque es un tipo groso báh. Bueno, valiente, porque caminando llegaba tarde y el taxi tenía mucha demora, agarré la bici. Todo bien, apenas me mojé un poquito. Pero tuve que esperar media hora!!! Y encima después sentarme frente a este flaco que tiene menos onda que un zoquete. A la vuelta me mojé de lo lindo, pero le puse buena cara. Hasta que un taxista me puteó muy feo (dios, qué les pasa a los hombres) porque él no puso las balizas para estacionar, por ende yo pensé que seguía, por ende casi me frena sobre la bici. El retraso en la nota hizo que no llegara a mi curso de huerta. Dije: bueno, voy a hacer un trámite, pero llovía a cántaros y tuve que volver sin más remedio. Empapada y desanimada.
Dave, vení en mi rescate!


De bueno qué puedo decir? Que hoy con Sonia (la presento, la sra que ayuda con la limpieza en casa) bajamos el edredón, que a raíz de ese forward de Greenpeace me reencontré con personas con las que no hablaba hace mucho, que dos amigas me llamaron para pasarme laburos, que Agus mañana cocina un locro, que me confirmaron una entrevista con Gabriela Toscano, que ya más de 50 sonloqueaman, que Noe está por despegar hacia NY, que ahora miro la lluvia por la ventana, calentita, y que probablemente me regale una tarde indoors (y sí, me hago la rata de Italiano), con mates y pepas. De frambuesa, aunque no me vendrían naaaada mal las otras.

viernes, mayo 20

mejor juntos.

Desde 10.000 km con La Portuaria (que se llevó Eleo con una notita de buenos augurios en su valija a Madrid), pasando por su primer disco solista -que, bellísimo pero descatalogado, sólo se consigue en Mercado Libre- y hasta El día después que para Pablo fue, en Reyes, como la bocha que Homero le regala a Marge, sigo las letras, la sensibilidad y la voz de Diego Frenkel. Alegría al cubo cuando supe que Pedri, batero, veinteañero y ante todo, sobrino amado de mi marido (sería mucho pedir que me llamara tía con ese vozarrón de chico grande, no?) estaba tocando con él, ocupando el lugar que pertenece a Fernando Samalea. Cuánta grositud! Alegría a la décima potencia cuando supimos que se presentaban en el Quilmes antes de Jack Johnson. Alegría sin medida cuando recibo un sms que dice "Tenemos entradas para hoy!". Ahí fue más rápida que un rayo a bordo Ceci motorizada a buscarlas.
Me c... en Quilmes Rock y la p... que lo parió, que adelantó diez minutos el arranque del recital, programado en 23 minutos, ni uno menos, ni uno más. Para cuando llegamos sólo enganchamos la zapada final. Frenkel, por primera vez para mí en vivo, con su raquitiquez adelante. Un rubio medio coloradín mira con cara de tío orgulloso desde un costado. No le interesa la escena completa: tiene la vista fija en el batero.
Después le hicimos frente a la noche cada vez más fresca y húmeda con provisiones y cerveza, escuchamos a esta chica, que canta muy muy lindo. (Confirmado: en mi próxima vida quiero reencarnar en una cantante folk norteamericana) y después llegó él, que arrancó así:


Cuántas tardes y noches en mi depto de Avenida de Mayo escuchando esta canción!

Las chicas lanzaron chillidos con cada sonrisa -yo me los reprimí un poco- y cada "gracias" pronunciado al modo demagogo tímido por este ex surfer hawaiano.
Se nos sumó Pedri y, al ladito nuestro, tuvimos la fortuna de soportar al insoportable Martiniano Molina, que pobre, tiene un problema de desubicación severo. No hago más sus recetas del domingo.
Después nos fuimos caminando los tres derechito por Dorrego, contentos.. felices, en realidad, por poder compartir una noche tan cálida. Pablo no cabía dentro de sí de poder disfrutar tan de cerca la luz de su sobrino, al que le regaló su primera batería hace un montón de tiempo.
La magia del youtube, y de todos esos iPhones y Blackberrys encendidos ayer durante el recital hacen que hoy pueda dejarles este link del último tema, sólo para que oigan lo hermoso que suena, mejor que el cedé. (El pibe/a dejó la cámara en vertical y no se ve muy bien).

Yeah, it´s always better when we´re together

De yapa, a la vuelta, los yogures estaban hechos siete primores!... Ahhhh... no me dejen convertirme en una cocinera obse!

jueves, mayo 19

la gloria.

Tiene un tacto: el de los vegetales frescos sobre la tablita, coloridos y crocantes, aceptando que los convirtamos en una cosa parecida pero muy distinta a su versión original.
Tiene un sonido: el del corcho saliendo de la botella (Báh dos sonidos, no sería justo para el primer glu glu glu del vino cayendo sobre la copa).
Tiene un olor: el del ajo friéndose en aceite de oliva.
Tiene una vista: la sonrisa de Pablo cuando prueba el primer bocado.
Tiene un gustito: el de la comida compartida.

Cuando no encuentro muchos sentidos alrededor, como me pasaba ayer, intento conectarme con el entorno. Kathy, la música (siempre), las personas queridas y luminosas o el vientito en la cara tirándome por el puente de Jorge Newbery ayudan mucho. Y, sin duda, cocinar! Que además involucra música, olores y sonidos. Anoche marché una caponata y unos penne rigate alla putanesca. Sí, en tramos en calor. Sí sí sí. Con un ají picante que se llama Locoto o algo así que compré en la verdulería de los bolivianos. De postre teníamos Serenito y Ser (no llegó a tanto la producción) y la peli que recomendó Vero, que pintaba buenísima, pero se nos colgó en el minuto 45, así que mañana to be continued.
Ya hace mucho que cocinar para mí tiene que ver con compartir. Me cuesta preparar algo para mí sola y sentarme a la mesa -cuánto? 10 minutos como muuucho ponele- a deglutir eso que hasta reciencito era ingredientes. Pero hoy vencí esa resistencia e, inspirada por Geo y su amigo Patricio, preparé unas empanaditas de quinoa que salieron muy ricas. Acá están, les saqué una foto para que las viera Geo:

Igual no las dejé en remojo ni lavé biennn lavadita como debía así que creo que mis minutos sobre esta Tierra están contados. Como le dije a Geo: si ven que no posteo o no comento en algunas horas, vayan pensando alguna cyberdespedida. Que por favor no sea lacrimógena, pónganle este tema -o similar- como pantalla de fondo..


(Yeaah sí el Duque blanco rockeándola!!!)

Ahora, inspirada por Marina y su receta de "yogurísimo de ecónoma ama de casa" (sic) está mi segundo intento de yogur en marcha. Digo segundo porque el primero digamos que muy rico y firme no salió. Creo que me los comí de orgullosa nomás, para no darle el brazo a torcer a Pablo que los miraba con un poco de asquito. Después les cuento cómo salieron. Prometo sinceridad.
A domani!

miércoles, mayo 18

c de contenta y f de fastidiosa.

Contenta por una rica comida y muchas risas anoche en el Museo Evita. Lo conocen? Con festín de chocolate -del que hoy acusó recibo mi cara con dos o tres granos- porque festejábamos el cumple de Pedri, el batero ahí atrás, derechito a Frenkel.
Contenta también porque cuando parece que no sintonizás demasiado con nadie, te encontrás con la sonrisa espléndida de Geo en el curso de huerta, de Elba, en la clase de italiano y los abrazos y risas de Camila y de Charly en Publirevistas. Me encanta ver a algunas personas resplandecer.
Contenta por el camino en bici a la hora en que cantan los pajaritos. Ya aprobé biceclotología I cuando aprendí a inflar las ruedas en la Shell (y le enseñé a un señor que me pidió ayuda con la ruedas de su auto)y biciletología II hoy cuando me animé a engrasarme bien feo los dedos con la cadena que se había zafado. La III sería lograr alguna vez subirme al cordón levantando la rueda de adelante. Tengo un profe súper especial para eso, (si hasta duermo con él!) pero hasta ahora no lo ha conseguido.
La F de fastidiosa llega con una ampollita en la lengua que me roza la muela, y con mi dedo mayor derecho que anteayer quedó atorado entre la puerta y el marco, y que hoy duele, luce hinchado y color... "arándano" (ponele, como para hacer un fuck you bien glamoroso). Ahora voy a preparar mis dos notas de mañana (la producción no para!) y a ver si cocino una caponata, una cosa riquísima que comía en Sorrento, para compartir con Pablo a su vuelta del cierre. Después les cuento cómo resultó.
Y les dejo este hermoso video, un modo desenchufado de cerrar este miércoles de sol:


Gracias Iv! Hasta mañana todos y todas!

martes, mayo 17

our own inner black swan.

El otro día finalmente vimos esta peli. La teníamos ahí, como segunda opción, porque más de uno había dicho que no valía la pena. Aunque algunas cosas no me gustaron, me encontré con la esplendorosa Natalie, con una mirada al interior del mundo del ballet que me pareció muy interesante y novedosa y sobre todo con un planteo que me tocó: sacar la oscuridad interna, dejar de reprimirla, tirar de una buena vez los peluches, atreverse a tener fantasías, a tener carácter, a mostrarse al 100 por ciento, incluido ese lado filoso que todos tenemos.

Al día siguiente leía una columna de Feinmann sobre Stravinsky, y el revuelo que causó la presentación de La consagración de la Primavera. José Pablo decía que Camille Saint Saëns era el amo de la música en Francia por entonces. (Se puso serio el post, che). Y que era un tipo muy dotado, incluso un genio, pero -cito- "algo lo retenía interiormente y le impedía arrojarse a aventuras estéticas dignas de su talento". Había, dice Feinmann, una asimetría entre su capacidad y su escaso coraje para el riesgo, la búsqueda, el quiebre. Todo un cisne blanco, pensé yo. Bonito, estético, equilibrado, bello, pero sin eso sublime que el coreógrafo le pedía a Nina para interpretar al cisne negro, el que se tiraba al vacío sin miedo. (O a pesar del miedo)
Y todo esto viene a que me sentí muy identificada con la idea de una persona que no se anima a sacar todo de sí. A ser "agresiva" en el buen sentido del término, a mostrar su lado más encendido, a enojarse cuando corresponde y sin pedir permiso.. .Una persona que siente que tiene una mirada muy fuerte y propia pero que con tal de no agitar las aguas, muchas veces se la guarda para sí.
Es cierto que en la peli el camino de sacar al negrísimo cisne interior no llevó a Nina a un buen lugar, pero yo supongo como José Pablo que reconciliarnos con la parte menos luminosa de cada uno nos puede ayudar a vivir más liberados, y menos presos de lo que esperen los demás. Es más: probablemente ese ser auténtico nos una más y mejor a quienes queremos.
Alguien por ahí entiende de lo que hablo?

miércoles, mayo 11

ceci versión infinitiva.

Dar de baja Yahoo, Flickr y Linkedin. Configurar mi casilla para no recibir más avisos del Facebook ni de Sosloqueamás. (Así que sepan esperar si no contesto al toque los comentarios!!!) Dar clase y dejar que se aprovechen un poco de mí "porque sos rebuena, profe". Empezar un curso de huerta con gente muy genuina, en una atmósfera tranquila, bien al margen de la neura periodística (Gracias Alma Singer por el dato!) . Saber que eso se lo voy a poder trasmitir a chicos que lo necesitan más que yo. Conocer a Geo, como ella dijo, "en 3D" y saber que vamos a compartir tardes de semillas, tierra y mates embarrados. Charlar con Susana, la mamá de Pablo, por teléfono, y sentir que tengo a una súper interlocutora, dispuesta a escuchar y ayudar. Recibir un mail muy cálido de Caro, la profe titular de la clase en Eter, caminar Palermo de noche con Pablo y decidirnos por una parrillada riquísima, atendidos por una camarera buenísima onda, alejados de la creme hollywoodense, contarle todo lo que me está pasando internamente, y más, y que me entienda, y me sepa decir cosas que me hacen muy bien. Aprender a inflar las gomas de mi bici en la Shell, estrenar mi costume da bagno sportivo (como aprendí a decir ayer en la clase de italiano) y meterle dos largos más, ir a L´Oreal por una nota y encontrarme después de mucho tiempo con Eleonora, un mito viviente de la comunicación de empresas. Que me de una bolsa de regalitos como en los viejos tiempos =) Recorrer el barrio chino y comprar sushi porque vino mi hermana Coco y lo queremos celebrar con algo rico. Escuchar este tema de regreso a casa (hace semanas que no me muevo de esta banda). Encontrarme con el caos hogareño que dejaron los pintores, respirar hondo, y poder decir "Mañana".
La vida sin conjugar tiene muchas ventajas.

lunes, mayo 9

1001 abrazos que tenés que dar antes de morir.

Hoy no amanecí precisamente soleada. Tampoco ayer, ni anteayer. Sin embargo, cuando abrí mi gmail, encontré un correo de Ana. Asunto: "Amiga!!!" "¿Un virus?", pensé al verlo vacío, pero no, era ella que desde Madrid me recordaba con una foto el abrazo que nos dimos el día que se casó. Está arriba a la izquierda en la apertura. En ese momento, y contestando el comentario de Eli, me di cuenta de que el sosloqueamás no sirve si no lo ponés en práctica. Entonces enseguida repasé en las la carpeta "fotos" todos los abrazos que di y recibí en los últimos tiempos. Muchos de ellos los amontoné ahí. Algunos son con lágrimas, otros son con sonrisas, otros con carcajadas, otros con baile, otros con beso, otros simplemente con una mirada cómplice. A quienes me abrazaron y dejaron que los abrace les digo GRACIAS. Y a la persona que me abraza todos los días, incluso entre sueños, le digo que lo amo y que quiero que nos sigamos abrazando siempre. Y también les deseo a quienes leen este blog que sus abrazos se les multipliquen hasta el infinito. Y más allá.
Buena semana para todos!

pd: todas esas fotos de la apertura son de Irene Robert, una genia.

miércoles, mayo 4

un regalito.

Geo llegó con el sol de hoy para ver si me inspiro y me trajo una de sus tantas cosas hermosas.
Qué suerte saber que alguien por ahí lo siente tanto que se lo tatuó!

All you need is
All you want is
All you need is love.
All you need is
What you want is
All you need is love.

Gracias Geo! Buen día everybody, everyday!

martes, mayo 3

mientras espero

Mientras mi costado preguntón y de atenta escuchadora se afila en las entrevistas (con la de esta tarde voy a meter el récord de 4 en 3 días), mientras avanzo con La región más transparente, que es tan intrincado como hermoso, mientras le saco el jugo a este otoño con su correspondiente fresco, mientras Allegra colorea el balcón con su colorado shocking aprovechando que su dueña Debi se pasea por NY, mientras abro las ventanas para oír a los pajaritos de las 5 y 20 de la tarde, mientras miro a los patos del Rosedal tomar el último solcito del día al ritmo del Rebel rebel que suena en mis auriculares, mientras me amigo con el naranja y el amarillo de las frutas y verduras de temporada, mientras estreno las garras de peluche verde y calentito que me regaló Procopio, mientras disfruto como loca el contacto con los chicos en la clase de Técnica I, mientras Pablo me sirve el primer Bailey´s del año y mientras lloro cual marrana -esta vez con las escenas de amor- de Titanic, sigo esperando a que las musas vengan por acá. Para mí que se traen algo bueno entre manos. Más les vale.