jueves, febrero 17

coincidencia estelar.

En un intercambio de mails, por trabajo, descubrimos que las dos nacimos en Morón. Y que yo a los 4, a los 5 ella, nos mudamos a Mar del Plata. Que vivimos hasta los 18 allá -donde éramos vecinas, nos tirábamos en la bici por la misma loma, y jugábamos al hockey en el mismo club- y nos vinimos a Buenos Aires para dedicarnos al periodismo. Trabajamos -ella antes, yo después- en la misma revista, en la misma sección y con la misma jefa. Es amiga del grupo de amigos de Pablo, vivimos a dos cuadras de distancia e hicimos por años el mismo trayecto Carranza- Catedral en la línea D.
Cuánta "coincidencia estelar" como dijo ella, resisten las vidas de dos personas?