jueves, septiembre 24

sofisticada.

En la vida sofisticada el colmo es sentarse con toalla en la cabeza, jogging viejo y remera percudida a ver los abdominales torneados y la dentadura blanco-Ace de Megan Fox. Ya una sabe que no va a ser ella, pero se amedrenta por sólo dudarlo. Y después comer la deliciosa coproducción conyugal de milanesas con puré a sabiendas de que proteína e hidratos no, no deberías. ¿Por qué alguien tuvo que informármelo? Tenemos música para viajar en subte, compañeros con O que ya sucumbieron a la Coca con edulcorante, procesadores de texto para escribir lo que haríamos bien en expresar de puño y letra, Google y Crl F si nos impacientamos para saber algo. Teléfonos celulares que ponemos en vibrador para no enterarnos si suenan. Tres casillas de e- mail+facebook+messenger+twitter que mantenemos abiertos. Pastillas y geles para las contracturas que nos genera este preciso estilo de vida.
No estoy diciendo nada nuevo, lo sé. Pero no por eso carece de lógica. Me pregunto si sofisticarse un poco más que los artesanos de la calle Perú trae alguna recompensa.

miércoles, septiembre 23

allá vamos!


lindaaaaaa. Te juro que es como en las pelis. Las chicas se re producen y andan en tacos por la ciudad como Carrie. Es todo lindo, copado, estético, diverso. Es increíble!!!!!!

lunes, septiembre 21

primavera II.

Buenos Aires está espléndida. Si les da por desinfectar hoy en Marceloté, con este sol no es una mala noticia, porque decido caminar hasta el trabajo. Entro a la 5º Avenida, en donde los vendedores perzosos aún no abrieron. Me siento en una plaza cerca de Tribunales que no sé cómo se llama. Hay turistas, en mis orejas suena Marvin Gaye, Let´s get it on. Estiro las patas blancas sobre un banco de piedra. El mp3 se me cambió a repeat, así que suena una vez más. Mientras mastico una manzana por la 9 de julio, un puñado de lugares y olores empiezan a cuestionar el orden en que fueron las cosas: paso a una cuadra de la joyería de Roberto, en la esquina una paloma me vuela al rás (sí, ratas aladas, pero vuelan, ah?). Después por Manpower -tanto dato y entrevista y nunca un trabajo- y suena Mika que es = a Cris y los almuerzos en Puerto Madero hace dos años. I could be brown/ I could be blue/ I could be violet sky/ I could be hurtful.. Entonces el tenedor libre chino que nos gustaba ir con mamá. Avenida de Mayo. Los zapatitos rojos no son para caminar. El pelo suelto, brillito de labios, mensajes primaverales por celular. La oficina frente al Tortoni que fue mi primer trabajo, el edificio junto al Tortoni que fue mi última casa. Rumbeo para Chacabuco, saco la billetera para fichar. I could be purple/ I could be anything you like y "¡Feliz primavera a todos!"

miércoles, septiembre 16

primavera.


Con ustedes, Prima. Llegó a casa el mismo día que Soda Stéreo volvió a los escenarios, que no sé cuál fue, pero era alguno durante la primavera de 2007. Me maravilla que renazca cada año. Y me emociona escuchar su voz contándomelo al otro lado de la línea. Tiene una hermanita, que aún no apareció, que se llama Vera. (Je, qué ingeniosos). Y ahora, a centímetros, están sus nuevas amigas -muy rosadas ellas: Lovely y Rita... Ya vendrán las fotos.

martes, septiembre 15

periodismo.

Tuve que pensar mucho sobre él estos días. Por distintos motivos le di 20 vueltas al asunto. Pensé en el pasado, en cómo empezó todo para mí. Me pregunté si volvería para atrás en algún aspecto. En si es mejor reflexionar sobre el periodismo en seminarios y congresos, o mejor seguir y seguir escribiendo. Pensé en el sentido de la justicia. ¿En qué punto se roza con la sensibilidad? ¿Se pueden conjugar ambos? Después de un día entero en City Bell, de trabajar 15 horas seguidas, de escribir la nota contrarreloj e irme a dormir llorando angustiada por la suerte de mi entrevistado, me pregunté si con lo que hago le hago algún bien a alguien. Y para eso aún no tengo respuesta. A veces atisbos de luz, como un sólo renglón de cualquier nota de Josefina Licitra o de Leila Guerriero, el mensajito de Pablo "fuerza mi workin class hero", mi nombre pegado al de Liffschitz, la empatía de mis amigas... me dicen que voy bien, que por acá el camino puede ser prometedor. Después están las frases como la que acabo de escuchar de boca de alguien quien -con sus más sanas intenciones de lo que cree es el buen periodismo- me recomendó "lográ una foto que muestre bien su decadencia".

domingo, septiembre 6

casita.

 

Colores, muchos colores. Nemo. Baño compartido. Un montón de "palitos de olor". Muchos discos, mucha música. Lecturas desde Quino y Fontanarrosa a Murakami. Anhelos y proyectos de viajes. Tés e imanes de delivery para cuando hace hambre. Plantita de albahaca y pino de Navidad. Kathy. Dana. Una máquina para que escribamos mil cosas.-
Posted by Picasa

miércoles, septiembre 2

que todo siga.

La canción, hermosa, dice "que todo vuelva". Hermosa de verdad. Puse el volumen en 28, porque 31 como suelo usar, es demasiado para la redacción. (Sí, ya sé, perdoname, ya sé que no te gustan los pares). Hoy, a diferencia de Aristimuño, quiero que todo siga. Que sigamos avanzando como lo hacemos, pero no como en una escalera empinada que nos lleve sin escalas a algún tipo de éxito de esos que la gente alrededor aplaude. Lo nuestro lo imagino más bien como una colina suave y soleada en la que caminamos de la mano. Vamos despacio, a veces nos sentamos, otras corremos, otras volamos. Todo el tiempo hay música, palabras, mimos, colores. Está ese hogar que los dos soñamos y ya tenemos. Está la solidez de tu mirada y el calorcito de tus abrazos. Está ese constante velar, vos por mí y yo por vos. Como ves el tesoro no está al final: lo llevamos con nosotros.