viernes, mayo 29

1990.



Puedo usar esta canción como excusa para escribir. Puedo hacerlo porque en definitiva me transporta hacia allá. Hoy un amigo nos pedía para la obra que escribe que le pasemos recuerdos felices de nuestra infancia. Acá va uno. Verano de 1990 en Mar del Plata. De día el trayecto de 10, 15 cuadras hasta Bahía Sol, Sapolán, barquillo y piletitas en la orilla. De noche el protagonista es mi hermano, que ya tiene 12. Ya los asaltos, la remera blanca recién comprada ("Brilla con la luz negra, ma"), los papeles celofán sobre los foquitos de luz, los brazos de ella sobre sus hombros. Nothing compares. Mueven la boca como si supieran la letra. Cuando Sidnead termine seguro empiece Elton John con su Sacrifice. Y yo los miro. Soy todavía una nena que no empezó cuarto grado, pero anhelo desparramarme como ellos sobre el sillón –la cara abúlica, la jerga que no entiendo, pero que suena bien–. Veo a mi vecina Muriel con sus mini shorts y la camisa anudada sobre el ombligo. El brazo lleno hasta el codo de pulseras de goma. Veo a Carolina con su jopo bien de costado haciendo globos con el Bazooka de menta. Veo a los chicos mirándlas. Bailan con pasos "americanos" (así dicen ellas)y cuando no hay asalto van a Archie o a Gup. Me muerdo la lengua para no decirles, yo quiero ser como ustedes, porfa. Pero una noche me van a conceder el deseo. Cuando armemos una carpa en el jardín de casa, comamos galletitas con Gini y cantemos Igual que un niño abandonado y El extraño del pelo largo. Así sí está bueno; así yo también soy cheronca.

incomprensible.

Hay una cosa que me resulta mucho más absurda que todo lo anterior junto. Y es "My heart will go on" de Celine Dion ejecutada por un grupo de mapuches, provistos de quenas y amplificadores en Florida y Diagonal Norte. "Rekitch", dice una compañera muy optimista.

miércoles, mayo 27

mi mundo hoy.

En el mundo absurdo en el que hoy habito hace 25 grados menos que tres dìas atrás. La música que escucho, la escucho sólo yo. Una chica camina apurada con botas, gorro y orejeras. Otra, bajo el mismo sol, va en musculosa. Un puñado de personas que esperan quietas la llegada del subte, apenas lo ven venir empiezan a caminar nerviosamente hacia el fondo (hábito inexplicable). En la puerta del vagón un pibe se queja porque se me ocurre pasar antes que él (con mi consiguiente "¡Ah, qué bien! ¿Entonces vos me vas a enseñar a mí a ser "caballero"?, y su balbuceo como respuesta). En este loco, loco mundo un semáforo cambia de rojo a amarillo y de amarillo a verde´en una avenida en donde el tránsito está cortado. Las voces por megáfono de una manifestación tapan sin imaginarlo la música que escucho sola. Un compañero llega, se sienta y no saluda a los presentes. Sobre su cabeza, un televisor trasmite imágenes que nadie mira. En esta locura de mundo, alguien le dice a un chico de 20 años que "vale" 254 millones de Euros y un ex presidente corrupto y procesado tiene aire en prime time (y uno no sabe cómo, pero los dos íconos de los 90 están de vuelta allí).

martes, mayo 26

en síntesis.

Nosotros. (Fuente: http://tuteblog.blogspot.com/)

martes, mayo 19

microcentro.

Hoy comprobè que así como las chicas chinas (o coreanas, no distingo bien) pueden comerse una banana en el colectivo o en pleno Chacabuco y Avenida de Mayo, yo puedo caminar por Maipú escuchando a Bob Marley. ¿QUién dijo que para el microcentro sólo pegan Moby o Air? De repente imaginè una playa en Jamaica, en donde un grupo de personas tomaba este mismo sol que los edificios se empecinan en ocultarme al ritmo de este mismo tema. I wanna love you, every day en avery night. Imaginé que les causaban gracia mi ceño fruncido y el taca taca de miz zapatos apurados. ...wanna love and treat, love and treat you right ...

sábado, mayo 16

j.m.

¿Se puede llorar más con Jerry Maguire? No. La culpa la tienen Bruce Springteen y esa frase.. "You complete me".


miércoles, mayo 13

comestible.


Tiene ropita de acelga!!! (Imagen de Vanessa Dualib).

sobrina.

Tu voz irrumpe chiquita, infantil, soleada en este mièrcoles gris. Decís que te van a operar de la garganta."Como a mí", te contesto sonriendo. "Sí, el 1º de junio". Fua, ya te sabe decir fechas. "¿Tenés miedo?" "No, porque va a ser con láser". Pasaron unos 13 años desde mi operación. Vos no eras ni un proyecto. Y ahora, al otro lado de la línea, me hablás de técnicas de cirujía. Y pienso que creciste, y me muero por estar ahí con vos, haciéndote panes con manteca, comprándote golosinas, mirando dibujitos, delirando a la par de tus fábulas. Te extraño.

sábado, mayo 9

suspiro.

Oh you are in my blood like holy wine
And you taste so bitter but you taste so sweet
Oh I could drink a case of you
I could drink a case of you darling
Still Id be on my feet
And still be on my feet

viernes, mayo 8

porteño.

"¿Me llamás en diez? Estoy en una reunión", dice, y corta. Su interlocutor, el de carne y hueso, (no el que estaba al otro lado de la línea), perplejo se pregunta si ese diálogo que mantenían –él parado camino al dispénser de agua, el primero sentado a su escritorio– podía catalogarse como "reunión". Vuelta a la charla. Lo ve y oye beber a ruidosos sorbos un café en pocillo. Se le pega en el bigote. Por qué no pedirá jarrito, y cortado, se pregunta. Más rico,más amable, más generoso. Vuelve a sonar el celular, y el mitín se vuelve interrumpir. Esta vez le hace un gesto con la mano indicando que lo espere y se aleja, hablando un poco a los gritos, inclinando la cabeza hacia arriba y hacia abajo repetidas veces, gesticulando. Él permanece de pie con el vaso vacío en la mano. Hojea el diario desplegado sobre el escritorio, abierto en la sección "Deportes". Ya leyó todo eso –más otros diarios locales y extranjeros– en su versión web. "Flaco, me tengo que ir", escucha que le dice su compañero de regreso. "Ah, ¿tomás el subte?". "Naaaah, me tomo un taxi, en 15 minutos me lleva por.. nada, 20 mangosssh. ¿Te tiro en algún lado?".

jueves, mayo 7

inesperado.

Más lindo que recibirlo por gentileza de Alfaguara, y de manos del cadete de Intendencia, es encontrarlo envuelto en un sobre que tiene un moño y dice "Prometeo". Mejor aun si es a de regreso de un día de mucho trabajo. Y el sobre está sobre la mesa, y se entremezcla con tu gata ronroneante, y sabés que fue él; entonces no te dan los dedos para marcar su número de teléfono, y decirle gracias, gracias y después sí, preparar un café con impaciencia, sentarte, y con el libro entre las manos, romper con los dientes el celofán que lo envuelve, pesarlo, olerlo, recorrer el índice... Leer por decimocuarta vez que su autor nació en Bruselas en 1914 y murió en París setenta años después. Y, con delicia, adentrarte en sus palabras.

miércoles, mayo 6

fulanos.

Primero fue un empujón. "¡Pida permiso!", le dije, mientras le echaba un vistazo. Tenía el pelo engominado peinado hacia atrás, nariz de quirófano, anteojos negros. Vestía un blazer a rayas y un par de zapatos acharolados. Viajaba con su amigo, calvo él, similares lentes oscuros, blazer con remaches dorados, anillos. Olían a perfume caro. En Catedral subieron por la escalera mecánica, entonces me les pegué para observarlos. Parecían ofuscados por el gentío. A través de los cristales de sus gafas, nos veían a todos con desdén, y -por supuesto- más pardos. Comentaban por lo bajo. Quise pedirles perdón por tanta muchedumbre, quise hablar en nombre de la plebe, pero -por alguna misteriosa razón- las palabras se me atragantaron. Cuando ya por Florida el empujón de los dos me señaló, no me detuve a averiguar por qué: unos plebeyos más allá tocaban Libertango de Piazzola y allá fui, a retozar por unos minutos con esa música.

lunes, mayo 4

la vida huele.

El viento antes de la tormenta; ajo friéndose; tuco con estofado de mamá; pasto recién cortado; lluvia sobre el asfalto; birome de frutilla; ropa secada al sol; crema de vainilla; torta de limón; chocolate caliente; armani remix en su cuello; ropa nueva; libro viejo; tilos en flor, nardos y jazmines.

sábado, mayo 2

sábado

9:15 pm. Coca light con 3 hielos, Back in the USSR, play. Mis docs/ CECI/TESIS/ Mi tesina. Clic... yeah, how lucky you´re girl!