miércoles, diciembre 17

pasando revista


Anoche me decidí a embalar cajas y a, una vez más, tirar sin piedad las toneladas de revistas que acumulé en estos años por distintos motivos. Rolling Stone, La Mano, Gente, Seventeen, Noticias, algunos ejemplares de Veintitrés, G7, Hecho en Buenos Aires, un ejemplar de Elle, Glamour y Para Ti, Ciudad Abierta (¿se acuerdan?), TXT, Inrockuptibles, uno de revista Lea. Llegué a la conclusión de que amo a las revistas. De los ejemplares de RS que me decidí a tirar separé dos: el anuario 2001 (que traía una entrevista a Mercedes Morán) y uno de 2004 que traía una entrevista a Enrique Symns que en su momento me había deslumbrado. Me acosté con las revistas y bajo la luz del velador abrí el anuario 2001. No pude creer lo que vi: el recuerdo del atentado a las Torres estaba fresquito, Britney Spears era una teen hot que ni pensaba en ser mamá ("me gustan los chicos, quizá sería maestra"), Gabriel Ruiz Díaz bajaba con su hermano de un avión y se lamentaba por la cancelación de su show con los Peppers. Sin suponer nada de lo que le esperaba. Erica García todavía daba shows en The Roxy. se hablaba de los globalifóbicos; alguien confundía el nombre del líder de Damas Gratis, y el 19 y 20 de diciembre aún no había ocurrido. Me quedé maravillada del documento en que se convierten las revistas. Seguí leyendo más. Mientras me decía "No las puedo tirar” Me topé con la entrevista a Symns. Tenía marcas de mis dedos húmedos en la playa. La devoré igual que la primera vez. Repasé las Inrockuptibles: Caetano Veloso, Spinetta, Dylan, Lou Reed. "Esto no lo puedo tirar". Ahí están, en una bolsa, con ganas de que las rescate.

jueves, diciembre 11

mi-alma-gemela (mi post cursi del año)



"Cuando te pasa, sabés que te pasa algo extraño. Las almas gemelas se reconocen por la mirada y por el toque de sus manos. Es como si cada uno, mirara al otro y se mirara a sí mismo"



"Aunque la experiencia se pinte como algo mágico y maravilloso, este fenómeno también está lleno de obstáculos dolorosos. Precisamente, por tratarse de algo que transforma".


"...El alma gemela hará que nos quedemos con nuestra verdad desnuda para recorrer un camino hacia nosotros mismos".

(He aquí, en esta nota de Clarín, una hipótesis del por qué de todo esto)