miércoles, agosto 27

encuentro

Necesito más de eso. De eso que tuve hoy. Estremecerme de sólo pensar que en una mañana gris, en un lugar impensado, en un hueco entre una cosa y otra, lo voy a ver llegar. Verlo efectivamente cruzar esa puerta. Mirarlo a los ojos mientras me cuenta sobre su noche, el trabajo, los sueños, su mañana. Contarle lo mío. Reírnos. Reconfortarme al oírlo decir que le gusto más así, con poco esfuerzo de producción. Probar su medialuna, convidarle mis tostadas, tomar de su café, reírnos de algo otra vez, subirme a su auto, cruzar Palermo bajo la lluvia, darnos un beso y desearnos una linda tarde.

miércoles, agosto 13

se alquila


Hay muchas maneras de dar señales de status. Y cada vez más mujeres optan por una bien visible (incluso más que los zapatos!): la cartera. A las argentinas, creo, nos impacienta el arte del sugerir. Queremos decir, y pronto, y directo, a los gritos. No sea cosa que el otro -la otra, báh, seamos sinceras-no se percate de la envergadura del ejemplar frente a sus narices. Ya dos casas en Buenos Aires se dedican a alquilar estos objetos de prestigio por precios relativamente módicos (al fin y al cabo ¿no vale 570 pesos andar una semana con una Dior colgada al hombro, máxime si en vidriera cotiza 1800 euros?). ¿Glamour?. Hmm, es un concepto sumamente desvirtuado (O todos coinciden en que Susana Giménez enfundada en leopardo es una imagen "glamorosa"?) ¿Obviedad? Es algo más. Creo que esas bolsas de cuero de primerísima calidad y finísimos herrajes llevan una carga mucho más pesada. La inseguridad de sus portadoras. La convicción de que sólo pueden mostrar eso. Y por un ratito, porque ni siquiera les pertenece.

(Entre paréntesis: qué feas pero feas, feas son esas Louis Vuitton que tiene medio mundo!!!!)

lunes, agosto 11

WALL-E

Por fin fuimos con Pablo a ver Wall- E! Estaba entusiasmada y ansiosa con esa peli. Sobre todo por los comentarios ("es reeelinda", "es hermosa, mirála", "casi no hablan") y por las críticas ("una obra maestra", "lo mejor de Pixar"). Bueno, descubrimos que Wall E es todo eso, y mucho más. El robot es lo mejor de la humanidad confinado en un ensamblaje de hierro y engranajes. Es una máquina que se ocupa de limpiar los despojos del consumo humano sobre la Tierra y que entre tanto colecciona cachibaches, o una serie de objetos que señalan lo valioso y lo superfluo: su encendedor Zippo (y nuestra capacidad de crear fuego), la bombita eléctrica, la música, el baile, el cubo mágico, las plantas, el don de poder estrecharnos las manos. (En un momento descarta el anillo de diamantes y se queda con la cajita, justamente porque la bisagra le recuerda a sus manos). Desde su galpón Wall E subraya lo que la humanidad aún está tiempo de salvar.
Más tarde su viaje al espacio, en busca de su amor, advierte sobre el uso y abuso del consumo y las nuevas tecnologías. Los humanos, convertidos en esferas obsoletas, se comunican entre sí con pantallas virtuales, aún estando a metros (cuánto de eso ya hay hoy!), no se miran, y sus manos, a diferencia del robot, las usan para cargar un vaso plástico relleno de gaseosa o café. Tienen el espacio, las estrellas, a su alrededor y no los ven, tan abstraidos están en los monitores frente a sus ojos. Viven en un mundo en donde hasta el clima escapa al azar. Sus bebés crecen en nurseries artificiales. Viven sin amor, sin abrazos, sin estrechar manos, sin desobediencia, malestares, sobresaltos, angustia ni sorpresas. El capitán de la nave, despabilado repentinamente, lo dice claro "no quiero sobrevivir, ¡quiero vivir!". No pude evitar recordar el debate humanistas- post humanistas. Peter Sloterdijk dice -en pocas palabras. que podemos controlar nuestra evolución como especie con las nuevas tecnologías. En Wall E un robot sucio y oxidado cuestiona: eso ¿es evolución? pd: el robotito es la versión reloaded de Johnny 5, el tiernísimo Cortocircuito. (¿Por qué nadie menciona eso?!).

jueves, agosto 7


Hoy me enteré por el diario de que una grabación de John y Paul cantando I ll follow the sun se vendió por 20 mil dólares. (Cifra que no me pareció un descalabro dada la exuberancia de otros gastos a los que nos tienen acostumbrados la sección color de cualquier diario o noticiero). En fin, me dije a mí misma que pagaría lo que fuera por una cinta de alguna de esas tardes frías de 1986/ 87 en Mar del Plata cuando mi papá ponía Rubbersoul o el For sale en el tocadiscos y, mientras seguía el ritmo con esos dedos gruesos, yo me quedaba mirando fijo la lucecita roja del amplificador sin saber que ahí mismo estba empezando amor por los fabulosos cuatro.

martes, agosto 5

amores gatos


POR Pablo Hacker (Hacía falta aclararlo con esos ojitos de enamorada que tengo?)

pain it yellow


Cuestionamos los días fríos y lluviosos. "¡Qué tiempo éste!", "Qué día, ¿eh?", "Qué pocas ganas de trabajar!". Ayer -un perfecto lunes gris- escuché varios de esos comentarios. Hoy hay sol, aire limpio y con rico olor. Nadie dice nada. Es más, escuché en la radio: "La temperatura es de 8 grados, frío intenso en Buenos Aires" (¿Intenso?!) No sólo nos quejamos del gris, sino que damos por sentado que merecemos amarillo.

lunes, agosto 4

azúcar negra



"Hija de una isla rica, esclava de una sonrisa, soy calle, soy carnaval, conga, corazón y tierra, mi sangre es azúcar negra" Celia Cruz. Muy lindo foto- reportaje sobre la Habana.