jueves, junio 26

¿por qué...

... cuando el asunto todavía nos ocupa no logramos reflexionar y, menos aún, decir nada sobre él? Me refiero a los finales, a los nuevos comienzos, a las inquietudes...

martes, junio 17

martes 17 de junio de 2008

Ayer hablé con papá como no lo había hecho nunca
Hoy hablé con mi futura ex jefa como no lo había hecho nunca
Hoy sé que no es azar, hoy sé que no es destino
Hoy sé que los procesos son como ríos con 4 opciones: remar con la corriente, remar contra la correinte, , echar anclas o dejarse llevar a la deriva.
Hoy, defintivamente, es un día para releer ciruelo.

viernes, junio 13

día internacional del blogger

International Weblogger's Day 2008

la respuesta

Probablemente sólo una o dos personas de mi entorno pueden entender por qué posteé la canción de Drexler más abajo. Cuando el veintipico de abril escribí eso, no imaginaba que iba a encontrar la respuesta de la forma en que lo hice. Es decir, en una opción que no coincidía con ninguna de las que planteaba allí. No tuve que huir, ni ser mala, ni convertirme en santa, ni fingir indiferencia. Simplemente busqué y encontré algo mejor para mí, algo que tiene el plus de alejarme de esa persona que jamás me trajo algo bueno.

jueves, junio 12

Algunas veces, mejor no preguntar,
por una vez que algo sale bien,
si todo empieza y todo tiene un final,
hay que pensar que la tristeza también

miércoles, junio 11

¿qué será de ti?


En Crítica salió hoy una completísima nota sobre el futuro del diario impreso. ¿Se lo come el digital o no? Aaah, no sé, no sé. A mí no me gusta contar el final!

martes, junio 10

hay un muerto que vive


Operación Masacre, el libro de Walsh, se centró en el grupo de entre doce y catorce civiles a los que se detuvo alrededor de las 23 del 9 de junio en Florida, provincia de Buenos Aires. Sin juicio previo fueron trasladados en la madrugada del 10 hasta un basural en José León Suárez, donde se los obligó a correr y fueron baleados por la espalda.

Cinco murieron. Los restantes lograron escapar, alguno con heridas graves, como el caso de Juan Carlos Livraga. Cuando ocurrieron estos hechos, las máximas preocupaciones de Walsh eran el ajedrez, la lectura de literatura fantástica, escribir cuentos policiales y planear una novela de largo aliento, como lo informa el propio escritor en el prólogo a la tercera edición. Pero seis meses después de los asesinatos le llega el dato de que Livraga, uno de los fusilados, está vivo.
Nota completa
.

viernes, junio 6

1 año


Fue hace exactamente un año. Esa noche no quería que la ropa me apretara, así que me puse vestido y botas. Me solté el pelo y me pinté con mi labial rojo nuevo. En lo de Agus charlamos, nos reímos, tomamos vino, vimos fotos... "Pasamos a buscar a Ram por lo de un amigo y vamos para la fiesta", me dijo ella. La casa del amigo en cuestión era a 3 cuadras de la mía. Era en uno de mis rincones preferidos de la ciudad (por el que pasaba adrede cada vez que podía). Era la casa del "chico Clarín", como lo nombraba Agus, que me había deslumbrado un mes atrás, cuando -yo sentada en un puf- fingía no notar cómo me clavaba la mirada.
(Sí, ellos se habían puesto de acuerdo en no avisarnos). Nos abrió Ram. Subimos. Nos recibió el chico Clarín. ¡Sorpresa para dos! Había otras personas. Pedí agua, él me alcanzó un vaso muy servicial. Después se llevó a Ram del brazo a su cuarto. Me acomodé en el futón. ¡Era tan cómodo! Comí algunos chocolatines importados que había sobre la mesa.
Volvieron con aire misterioso y cómplice. Le elogié el futón, los estantes naranjas, el cuarto, todo. Después sí pusimos rumbo a la fiesta en San Telmo. Me daba un poquito de vergüenza que me viera bailar y si alguna se acercaba a hablarle me moría de celos. Después se acercó (o me acerqué), me invitó una cerveza, "no, gracias, pero te acompaño a la barra", le dije (y me felicité interiormente por la audacia). Ya no pudimos parar de charlar. Cuando a la media hora, hora (hora y media?), Agus y Ram se acercaron a saludarnos nos encontraron en una banqueta naranja, enfrentados el uno al otro, sonriéndonos.. "Y bueno, vamos..."
Fui la última en su delivery de personas ("somos vecinos", me dijo, "cuando quieras puedo cebarte mates y arengarte para que hagas tu tesis"). Zás.
A la mañana siguiente me desperté sonriendo. Pensaba en él, en el chico Clarín, en Pablo... en mi amor desde entonces.

jueves, junio 5

maría & omara


La palabra "diva" suele aplicarse a cualquier cachibache de pelo platinado, animal print, cama solar y liftings varios. ¡Éstas sí merecen llamarse así!