sábado, junio 30

lo mejor de estos días

Pescado II, el amor en los tiempos del cólera (cris no puedo parar de agradecértelo)y amanecer con vista a los naranjos.

viernes, junio 29


Mamá tiene 53, la tía 70. Hoy las vi juntas, de golpe, después de mucho tiempo. V vi cuánto se parecen entre sí, y cuánto y cada vez más a la abuela Eugenia, y me acordé eso de G Márquez de que uno sabe que está envejeciendo cuando empieza a parecerse a sus padres. Dicho sea de paso, me hacen falta tus mimitos, abue. Te quiero y te extraño siempre. Y no hay manera de que piense en vos sin lagrimear, el día que lo logre, ese día... mirá, ojalá no llegue.

repodrida

Estoy pensando en pagarles a los chinos con bolsas de caramelos
cien gramos, un agua mineral.. un cuartito, un cartón de leche, y así.

jueves, junio 28

oigo voces

Pienso algo así, cuando debería estar con mi tarea de italiano, o mejor, durmiendo, o mejor terminando ese libro que me quedan pocas pagínas. Pero pienso que la voz es como un adn potente, un rasgo de identidad incluso más transparente y accesible. Mamá, mis amigos, quienes más me quieren, saben cómo estoy por el tono de mi voz. Y sé que como la mía no hay otra. (Una gran certeza de originalidad de la que carecemos en otros campos).
Pienso en la voz de Nina Simone, por ejemplo, con sus graves, su fuerza y hasta virilidad. ¡Con esa contundencia para decir las cosas! En la de John Lennon diciendo exactamente lo que canta, o cantando con la misma intención de sus palabras, y sin necesitar para eso el timbre más afortunado. Que Radiohead no sería ídem sin la desprolijidad de la voz de Tom Yorke, que cómo sería Lou Reed si un día afinara. En Charly y las palabras dichas a medias entre la boca y la nariz. (Característica que heredó su hijo MIguel). En Spinetta y la dificultad para adaptarnos a ese toooonooo, taan taaan así… (como al mate, al café y al whisky) y lo bueno que está haberse sobrepuesto a la rareza y disfrutarlo antes y ahora, setentoso, ochentoso, o whatever. En la de Dylan, que perdió nitidez pero ganó belleza, (¿el tiempo escondido ahí atrás?), en la voz de Judy Garland, ensuciada por los sistemas de grabación antiguos. En cómo sería Somewhere over the Rainbow remasterizada. En Gardel, que cada día canta mejor. En el espesor mágico de todo lo que se dice con intención.

miércoles, junio 27

disco de la semana


Wilco, Sky Blue Sky
Highlights: impossible germany y please be patient with me

martes, junio 26

río, café, cris


espero que sigan el sol y los paseos, amiguito!

lunes, junio 25

Mah si!


Yo también pongo a mi bombón en tapa!
Y él es todo, menos una aberración al buen gusto.

sábado, junio 23

me quieren decir por qué

tengo que asistir a diario -en los pasillos del subte- al espectáculo de Wanda Nara abriéndose los cachetes?
¿por qué, por qué?!

jueves, junio 21

muchas nueces


Hoy almorcé mi sándwich preferido, que lleva nueces. Nuez tiene zeta, como Cortázar, como Piazzolla, y todo lo que tiene zeta es más lindo. Solía morir de amor por los hombres con nuez de Adán (cuestión eléctrica que debo haber resuelto). A Sabri se la llevó a La Rioja el comercio de las nueces. Están caras, pero sin nueces los brownies son sólo masitas de chocolate. Hoy también abrí una nuez vacía (¿aún así se la puede llamar "nuez"?) y me acordé de los barquitos con cáscara de nuez, y del nogal del jardín de infantes, de los recreos sentada en el arenero. Arrancaba algunas hojas del árbol, las pasaba por un tacho de agua, después por arena, ¡y listo! Tenía mis milanesas.

miércoles, junio 20

adore


Ni se lo imaginan, no hay modo de que Billy Corgan o el resto de la banda sepan lo que significa ese disco para mí, de esas tardes de 1996 o 97, Ava Adore a todo volumen en el Technics de mi prima y nuestros primeros Camel juntas; de For Martha mientras empezaba a entender de qué se trataba el amor; de Once upon a time año 2003 y el llamado esperado después de dos meses (y un cigarrillo atrás de otro esperándolo en el balcón), de Behold the Nightmare con mi hermana Coco en el escritorio de papá, dándole la espalda al frío y la lluvia de mar del plata... de la hermosa To Sheila, y un mensaje de texto de esos que caen cuando ya dabas por terminado el día, y te hacen sonreír. No, claro, ni por puta se lo imaginan. Pero yo lo sé!

domingo, junio 17

otro domingo

Día del padre, 2 pm, me asomo al balcón y huelo a asado y oigo a los perros y no sé si deprimirme o qué. Adentro huele a naranjas, pero no porque haya cascaritas sobre la estufa, como en lo de la tía Esther, o porque esté horneando un budín de frutas como hacía de chica en mar del plata, sino porque puse aceite en el hornito y usé un antigrasa con fragancia naranja.

viernes, junio 15

JG

Yo que tanto hinché las bolas con José González vengo de verlo y oírlo a dos metros, tocando su guitarra, acompañado de su voz y sus pies como toda percusión. Los de al lado lo disfrutaron igual o más. En cambio, la boluda de atrás -Jazmín de Grazia, la modelo, la tienen?- fue porque era gratis y no tenía mejor plan. Y casi le revoleo la carta -que de paso merecía ir a parar bien lejos, a quién se le ocurre el porrón a 25 pesos?. En fin, me contuve el impulso violento, no así las lágrimas en una canción.

disco de la semana


damien rice- 9
un hallazgo!

sol

Con lo de las nubes parafraseaba a tony birabent, creador de "a mí la lluvia no me inspira" y en realidad era la excusa más a mano para explicar mi falta de posts por esots días.. En fin, a lo que voy, salió el sol. Y Buenos Aires me tiene loca, pero loca.
Buenos Aires es la ciudad en la que siempre hay espera.
Buenos Aires es la ciudad que por momentos te hace olvidar del cielo.
Buenos Aires es -ante todo- la ciudad en la que ya alguien tuvo tu idea.

lunes, junio 11

¿sólo a mí o...?

Me pasa algo raro: cuando me relajo en la intimidad con alguien, en mi clase de yoga o en la de italiano (supongo que porque el aula da a un jardín muy verde y silencioso) empiezo a experimentar recuerdos intensos. Son casi todos de la infancia. Algunos ni siquiera sabía que ocupaban un lugar en mi memoria. No me animo a decir que se trate de cosas “que creía olvidadas”. Simplemente no sabía de su existencia.
La última vez que compartí mi cama, por ejemplo, en el mejor momento, vino a mi mente el rostro de Inés, mi amiga de cuarto grado a la que definitivamente no creo haber recordado en los últimos… ¿quince años?
Algunos viernes atrás, mientras la profesoressa explicaba el condicional, la lluvia por la ventana me llevó a una mañana tormentosa en Morón. Yo tenía tres años. Mamá había preparado mi plato preferido: pollo con papas al horno. Alguien golpeó la puerta de calle desesperadamente. Mamá abrió. Y un señor de verdad desesperado, con un piloto y –si no me equivoco- llorando, dijo que nuestras vecinitas de la esquina se habían caído por una boca de tormenta.
El sábado en el momento de relajación en yoga, vi de golpe una cantina a la que papá llamaba “el bolichón azul”, porque tenía las paredes exteriores pintadas con un látex chillón de ese color. Ahí íbamos a almorzar algunos fines de semana los cinco, con mamá y mis hermanos. Tengo pocos recuerdos de papá y mamá juntos. Y sin embargo no los vi a ellos: vi las empanadas fritas que nos servían para esperar la comida. Y me puse a llorar.

domingo, junio 10

domingo

nena, nena, qué bien te ves
cuando en tus ojos no importa si las
horas bajan, el día se sienta a morir
bajan, la noche se nubla sin fin
y además vos sos el sol
despacio también podés ser la luna

jueves, junio 7

got life, got my life


"Let s nina simone rule the world". Joe Strummer.

miércoles, junio 6

encuentre la diferencia


Primero caro de publicidad, después caro de redacción, después pauli, después fer, el de la peluquería
okay, pensé, si están todos de acuerdo en que me parezco a sarah voy a investigar un poco sobre su vida. Después de un intenso research concluí que sí: las dos hacemos panes, tenemos gatito y pajaritos en la cabeza.
Ahora, de blanco en el altar... ¿me ven?
diseño por cris calvani

viernes, junio 1

cromómetro en alza


Hoy escuché bandas que me gustan mucho, y sólo las canciones que me gustan, y falté a italiano y tomé mates, me pinté los labios de rojo y los ojos con un poquito de azul, fui a buscar un jean que dejé en arreglo hace meses, arreglé el bolsillo de un bolso.. (para delicia de kathy que muere por el costurero!).. Y llegué a la conclusión de que está bueno recuperar cosas. Pero también dar por perdidas las que lo están de hecho. Por eso lo bloqueeé en el msn, y además porque estoy cansada de ser siempre la coherente de los dos (sea el par que sea, no me refiero a él en particular). Yo también tengo mis impulsos. Y al menos así me hago de cuenta que no me saluda porque me ve offline. Más colores, y salú al nuevo amigo blogger.
Ah, y publico esta foto porque fue uno de los momentos más felices en lo que va del año.. o fue a fin del pasado? Bueno no importa. Laguna de los Padres, domingo 6 pm.

Besos en la frente

La miraba: bajita, morocha, abrigada con un camperón azul, el pelo abandonado a cada lado de una raya al medio, la nariz gruesa, los ojos cansados, el ceño fruncido. (Mucha gente viaja así en el subte.. o los labios hacia abajo o la mirada en el piso). El hombre junto a ella ignoraba casi con insolencia cualquier otra presencia que no fuera la de ella. Hablaban, pero no oía el diálogo porque lo tapaba mi música. Después traté de abstraerme del lugar, del vagón y el ruido. Cerré los ojos y concentré mis pensamientos en las guitarras. .. Segundos después los abrí y vi cómo él besaba su frente, justo en el medio. Cómo entonces los dos surcos sobre la piel cedían hasta borrarse. Y cómo su mirada mostró otro brillo y se posó sobre la de él por el resto del viaje.